Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal: “El Palau fue utilizado para robar en beneficio de Convergència”

Sánchez Ulled recuerda que el juicio del 'caso Palau' se celebra en la Ciudad de la Justicia, obra con la que el partido se lucró

Emilio Sánchez Ulled sale de la Ciutat de la Justícia este lunes.

El fiscal Emilio Sánchez Ulled ha desgranado este martes los indicios que prueban el pago de comisiones ilegales de Ferrovial a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) a través del Palau de la Música. Sánchez Ulled ha lamentado que el Palau y "su prestigio" hayan sido "usados para robar en beneficio de un partido político" y ha definido a la institución musical dirigida por Fèlix Millet y Jordi Montull como una mera "cañería" para hacer llegar las mordidas a la formación.

Por segunda jornada consecutiva, el fiscal ha expuesto su informe final del caso Palau. Ha exhibido numerosos documentos hallados en el coliseo modernista, que ponen de relieve las reuniones y comunicaciones entre Millet y Montull, directivos de Ferrovial y extesoreros de Convergència (Carles Torrent, ya fallecido, y Daniel Osácar, uno de los acusados). Sánchez Ulled ha hecho hincapié en una anotación de la agenad de Millet de abril de 2005, que cita una reunión con quien entonces era gerente del partido, Germà Gordó. El juez de El Vendrell (Tarragona) que investiga el caso 3% ha pedido que Gordó sea citado a declarar como investigado.

"Estamos celebrando el juicio en el espacio físico de un efecto del delito", ha dicho Sánchez Ulled para explicar que la Ciudad de la Justicia de Barcelona es una de las obras públicas por las que Ferrovial pagó comisiones ilegales a Convergència. Las comisiones eran un 4% del importe de la adjudicación: el 2,5% iba para el partido y el 1,5% restante, para Millet y Montull por su papel como intermediarios. El fiscal ha recordado que esos importes podían variar a lo largo del tiempo: "No es un negocio semiautomátco; se habla, se discute, se negocia y se llega a un acuerdo".

El fiscal ha detallado las distintas vías por las que Ferrovial hizo llegar el dinero (6,6 millones en total entre 1999 y 2009) al partido. Una de ellas eran los convenios de colaboración entre el Palau de la Música y la Fundación Trias Fargas, vinculada a Convergència. El extesorero Osácar explicó, en su declaración, que esos convenios servían para "difundir la cultura catalana". El Palau quería que Convergència, a través de los 600 ayuntamientos que gobernaba entonces, difundiera la cultura y procurase que, en las fiestas mayores de los pueblos, "no pusieran solo música andaluza, sino también sardanas".

Los convenios son falsos, dice el fiscal. "Cada acusado puede decir lo que le dé la gana. Pero que se hizo apra en en unas fiestas mayores no pusieran sevillanas me parece insultante. No solo es mentira, sino que es algo peor: es el reflejo de un mecanismo étnico-mental muy particular", ha dicho Sánchez Ulled en su particular tono irónico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información