Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El soberanismo se aferra al referéndum unilateral tras constatar la negativa de Rajoy

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se reúne con el resto de formaciones independentistas

Carles Puigdemont encabeza el grupo de dirigentes políticos que se ha reunido hoy en el Palau de la Generalitat.

Los partidos independentistas han abierto este lunes las puertas a iniciar la vía unilateral del referéndum tras "constatar" la negativa del Gobierno central a negociar las condiciones de una consulta secesionista. Ese ha sido el ambiente que se ha vivido en el encuentro celebrado esta tarde en el Palau de la Generalitat, convocado por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien ha ofrecido su opinión sobre el horizonte que ahora se abre, de la misma forma que ha demandado la opinión al resto de participantes. Del encuentro ha salido una gran conclusión, la intención de celebrar la consulta pese a que previsiblemente será anulado por el Tribunal Constitucional, pero no ha servido para concretar ningún otro extremo.

"No hemos llegado a ninguna conclusión y no hemos asumido ningún acuerdo. El presidente de la Generalitat y el Govern quieren escuchar a las formaciones políticas", ha señalado la portavoz el Ejecutivo catalán, Neus Munté, quien no ha cerrado la puerta al diálogo con el Gobierno central, pero quien ha lamentado que en los últimos cinco años haya sido "incapaz" de ofrecer una propuesta a Cataluña. "No somos nosotros quienes nos cerramos al pacto", ha dicho.

La decisión de mantener la consulta cristalizará en los próximos días --"en días o semanas", ha explicado Munté-- con el anuncio de la pregunta a la que tendrían que responder los ciudadanos --si el referéndum se celebra-- y la fecha.

La diputada de la CUP Anna Gabriel ha señalado que "la vía del diálogo se ha cerrado y solo queda abierta la de la amenaza", en referencia a la posición adoptada por el Gobierno central, por lo que "no se puede hacer otra cosa que la de autotutelarse". Pero también ha lamentado que la reunión no haya supuesto ningún avance, por lo que ha afirmado que "no queremos que se sucedan muchas más reuniones como esta", urgiendo a fijar la fecha de la consulta.

Puigdemont y Oriol Junqueras han presidido la reunión, en la que han participado miembros de los grupos parlamentarios de Junts pel Sí (Jordi Turull, Lluís Llach, Marta Pascal y Marta Rovira) y la CUP (Anna Gabriel y Natàlia Sànchez). Al encuentro se ha sumado el líder de Podem, Albano Dante Fachin, con la intención de conocer de primera mano los planes del presidente de la Generalitat, además de Alfons Palacios (MÉS) y Antoni Castellà (Demòcrates) y los consejeros Neus Munté y Raül Romeva.

La determinación de Puigdemont de convocar el encuentro ha chocado con la negativa del espacio de los comunes que comandan Xavier Dòmenech y Ada Colau, que ha evitado la reunión con el argumento que este tipo de encuentros tendrían que ser auspiciadas por el Pacto Nacional por el Referéndum, la plataforma que aglutina formaciones y organizaciones defensoras de la celebración de una consulta.

La ausencia de los comunes, que evitan clarificar su apoyo a un referéndum unilateral, va en contra de los intereses del Gobierno catalán, que necesitan a esa nueva fuerza política para sostener su discurso de que el referéndum está apoyado por una amplia mayoría política. Tanto desde Esquerra como desde el Partit Demòcrata han afirmado esta mañana su voluntad de que puedan acabar sumándose a sus planes de la convocatoria del referéndum. Munté ha asegurado que Puigdemont no tiene la prerrogativa de convocar el Pacto Nacional por el Referéndum y no ha cerrado la puerta a que se puedan celebrar otros encuentros bajo ese paraguas, afirmación que ha sido celebrada por el Albano Dante Fachin.

En todo caso, el encuentro celebrado hoy en el Palau de la Generalitat remarca la unidad del bloque independentista el mismo día que Pedro Sánchez, que ha llamado a Rajoy, ha afianzado la unidad contra el referéndum de tres de los cuatro grandes partidos españoles: PP, PSOE y Ciudadanos. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha criticado este mediodía la convocatoria del encuentro, anunciada ayer domingo, al entender que su único objetivo es “alimentar el victimismo”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información