Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Angry Bird educativo

Una 'start-up' del gigante finlandés del videojuego Rovio Games crea en Alicante juegos para aprender

Fabio Florencio, a la derecha, y Bruna Silva, de Fun Academy.
Fabio Florencio, a la derecha, y Bruna Silva, de Fun Academy.

Fun Academy, una start-up nacida del gigante del videojuego finlandés Rovio Games, acaba de recalar en Alicante en busca de sol. De sol y playa, pero también de "talento", puntualiza el responsable del proyecto, Fabio Florencio. Fun Academy tiene en el mercado un portal educativo on line especializado en el aprendizaje mediante el juego para niños de hasta seis años. La firma pretende convertirse en un puente que genere en la ciudad un ecosistema de empresas emergentes basadas en las nuevas tecnologías. "Ya hay algunas interesadas en venir", explica Florencio.

El desembarco de esta startup en Alicante es fruto de los contactos con el Gobierno valenciano, que tiene en mente un vivero de firmas tecnológicas en Ciudad de la Luz, el antiguo complejo cinematográfico. El jefe del Consell, Ximo Puig, y el consejero de Educación, Vicent Marzà, comandaron a primeros de mayo una delegación para conocer el modelo educativo de Finlandia, de los más exitosos de Europa, y dar los primeros pasos para importarlo a la Comunidad Valenciana.

La spin-off de Rovio Games, creadora del popular juego Angry Bird, eligió Alicante para deslocalizar una parte del diseño de su portal por delante de otras candidatas como Bratislava o Estocolmo. Tras visitar la Ciudad de la Luz invitados por la Generalitat, explica Florencio, "descubrimos que Alicante es la tercera ciudad de España en cuanto al nivel de sus profesionales". Además, los sueldos son más bajos que en las otras dos, Madrid y Barcelona, y la calidad de vida infinitamente superior, agrega.

El responsable de Fun Academy dirige por el momento solo a dos trabajadores, pero el equipo aumentará a una decena en breve. "Estamos haciendo la selección y aplicando un filtro importante porque queremos a los mejores", afirma, en alusión a los informáticos, artistas, diseñadores y pedagogos que desarrollarán un área del portal dedicada a la ingeniería espacial y que verá la luz el próximo 4 de octubre. "Estamos preparando a los futuros astronautas".

Los juegos de Fun Academy responden al principio steam, acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, "las principales capacidades que se necesitarán en el futuro". El portal permite interactuar a los niños, "aprender jugando", la filosofía del loado modelo pedagógico finlandés.

Fun Academy ha fijado su sede en el casco antiguo alicantino, en Ulab, un centro de negocios y coworking que trata de atraer a empresas emergentes, profesionales y otros emprendedores siguiendo el modelo de Google Campus o Hub Space. Pese a lo publicado, la spin-off de Rovio está "muy a gusto" en estas oficinas y no se plantea por el momento mudarse a Ciudad de la Luz, prisionero como está ese complejo actualmente de los designios de la Unión Europea.