Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
SMARTCITY

Su juguete sexual, gracias

Dirty Luxury Shop abre en Madrid un ‘sex shop’ con máquinas expendedoras

Una de las máquinas expendedoras de juguetes sexuales.
Una de las máquinas expendedoras de juguetes sexuales.

Faltan unos minutos para la medianoche. Apenas iluminados por la tenue luz de una farola, Ana y Joaquín hacen cola para entrar en lo que parece ser un cajero automático. Joaquín no deja de mirar a su alrededor, como si le observaran. Ana, en cambio, dibuja con el pie círculos en el suelo sin levantar la mirada. Un sonido casi espacial y la puerta se abre. Tras ella salen dos chicas portando una bolsa de papel sin logotipo alguno. Un rápido intercambio de miradas entre los cuatro, y las jóvenes se marchan calle abajo. Es el turno de Ana y Joaquín. Este último inserta su carné de identidad en una ranura y la puerta se abre de nuevo. “Corre, cierra”, dice a Ana. A continuación, lanza una pregunta: “¿Compramos el alargador de pene y las esposas?”.

“La adquisición de juguetes u objetos eróticos provoca todavía mucha vergüenza entre la gente”, cuenta Fabio Fraioli, dueño de Dirty Luxury Shop, la empresa que gestiona el primer sex shop automático de Madrid (en la calle de San Vicente Ferrer, 8). “La idea es que la gente pueda comprar juguetes u objetos eróticos con la máxima discreción”. Así, cualquier persona (mayor de 18 años) puede acceder al establecimiento y escoger uno de los productos expuestos en las máquinas expendedoras, desde masturbadores a anillos para el pene, pasando por juegos de mesa, lencería, aceites o inciensos. Tan solo hay que teclear el código correspondiente, pagar —en efectivo o con tarjeta— y retirar la compra. “Ofrecemos bolsas lisas, sin logos, para la tranquilidad del cliente”, apunta Fraioli.

Abierta las 24 horas del día durante los 365 días del año, su dueño asegura que este tipo de tienda es muy fácil de mantener porque no requiere de dependientes. “Yo vivo en Roma y vengo a Madrid una vez al mes”, explica el propietario, quien ha decidido franquiciar el negocio. Dirty Luxury Shop ya cuenta con otra tienda automática en Aranjuez (paseo del Deleite, 13). “Y para final de año esperamos abrir dos más”, concluye.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram