Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos exigen más salario y derechos tras años de sacrificios

Una amplia representación política acompaña a UGT-PV y CC OO-PV en el 1º de Mayo

La cabeza de la manifestación del 1º de Mayo convocada por CC OO y UGT en Valencia.
La cabeza de la manifestación del 1º de Mayo convocada por CC OO y UGT en Valencia.

Es hora de que los trabajadores participen de la incipiente recuperación económica española después de tantos años de crisis y sacrificios, han reivindicado este lunes miles de personas en las diferentes manifestaciones del 1º de Mayo convocadas en la Comunidad Valenciana. Los principales sindicatos han exigido a patronal y Gobierno subidas salariales, más protección social y, como reivindicación valenciana, una mejor financiación autonómica. 

En Valencia, la marcha convocada por UGT-PV y CC OO-PV, ha contado con una amplia representación política, entre ellos la del presidente valenciano Ximo Puig y la de la vicepresidenta Mónica Oltra, y también han llevado pancarta propia el sindicato Intersindical Valenciana, o partidos como Esquerra Unida, Compromís, Podemos o el PCE, entre otros. También se han celebrado marchas en Castellón, Alicante, Elche, Alcoi y Santa Pola.

La marcha, bajo el lema No hi ha excuses. Ocupació estable, salaris justos i pensions dgnes. Més protecció social, ha discurrido tranquila, con profusión de banderolas sindicales y también republicanas. A lo largo del recorrido se han visto pancartas contra los recortes, contras las políticas del presidente de los EE UU, Donald Trump, y contra los desahucios y la corrupción.

Ismael Sáez, líder de UGT del País Valenciano, ha exigido al Gobierno y a la patronal que los trabajadores sean partícipes de la recuperación económica tras una crisis dura "y que ha sido injusta para las clases trabajadoras". "Es el momento de perder el miedo y pasar a la ofensiva", ha defendido.

"Estamos cansados de recortes, de cargar con la parte más dura de la crisis, exigimos justicia, porque sin ella no es posible la paz. Que hayan rebrotado partidos de corte fascista es consecuencia de la desigualdad que se ha generado", ha agregado.

Sáez ha criticado con dureza los casos de corrupción "cuando hay población en la miseria", y ha insistido en que "hemos descubierto por qué se sentían tan confiados, porque removían jueces o compraban y amenazaban fiscales; no podemos aguantar un minuto más un gobierno puramente hediondo, una alcantarilla".

Arturo León, líder de CC OO-PV, ha recordado que  "van ya 10 años de los primeros síntomas de la crisis financiera internacional y las cifras macroeconómicas empiezan a recuperarse, pero hay una desigualdad inaceptable en el reparto de la riqueza".

Dos manifestantes con carteles reivindicativos. ampliar foto
Dos manifestantes con carteles reivindicativos.

"La propia UE en su informe para España en 2017 alerta sobre riesgo de pobreza y exclusión y recomienda la puesta en marcha de políticas inclusivas. Con un paro cercano a 4 millones de personas, y sólo un 47 % de personas con prestación estamos en un escenario verdaderamente preocupante".

"Ha de haber salarios justos, pensiones dignas, empleo estable y más protección social. Además de una financiación equitativa, porque estamos estrangulados por una deuda superior a los 44.000 millones e euros", ha concluido León.

Durante la lectura de los manifiestos, algunos representantes de la Coordinadora Estatal de Lucha Social han comenzado a gritar contra los sindicatos convocantes, a los que han tildado de "Comisiones y UGT, sindicatos del poder".

La financiación, también en el 1º de Mayo.

Poco antes de arrancar la manifestación, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se ha mostrado sensible con las reivindicaciones sindicales y ha reclamado en este 1º de Mayo "una financiación justa para fomentar la creación de empleo".

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha reivindicado "trabajo de calidad, empleo no deslocalizable, bien remunerado, y obviamente que el sector público tire del empleo, porque en un momento de crisis profunda ha estado paralizado y ha hecho de freno".

Más información