Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El concejal más afín a Cifuentes liderará el grupo del PP tras la salida de Aguirre

José Luis Martínez Almeida gana a Íñigo Heníiquez de Luna en la pugna para la portavocía del PP en el Ayuntamiento de Madrid

El concejal José Luis Martínez-Almeida durante la rueda de prensa tras su elección. A la izquierda de la imagen el otro candidato, Iñigo Henríquez de Luna. Ampliar foto
El concejal José Luis Martínez-Almeida durante la rueda de prensa tras su elección. A la izquierda de la imagen el otro candidato, Iñigo Henríquez de Luna.

La pugna por la portavocía del grupo municipal del PP concluyó este viernes con una ajustada victoria de José Luis Martínez-Almeida frente a Íñigo Henríquez de Luna, número dos de Esperanza Aguirre, quien dimitió del cargo tras el arresto de su mano derecha en la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Almeida, un abogado del Estado de 42 años, logró el apoyo de 10 de los 20 ediles del grupo en una votación secreta. Henríquez de Luna obtuvo ocho votos. Dos ediles votaron en blanco. Almeida es considerado el candidato apadrinado por la presidenta del partido, Cristina Cifuentes.

Martínez-Almeida intentará representar la renovación interna de su partido después de los casos de corrupción e irregularidades que han salpicado a varios exdirigentes de la formación y que obligaron el pasado lunes a dimitir a Esperanza Aguirre. Curiosamente, aun siendo muy cercano a la ya exportavoz, Martínez-Almeida ha logrado obtener el respaldo más o menos explícito de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad y del PP.

Tras la votación a puerta cerrada, todo el grupo compareció ante la prensa para escenificar unidad. Martínez-Almeida entró el último y dirigió unas palabras a Henríquez de Luna, de quien dijo que ocupará la viceportavocía. Luego habló de Aguirre: "Un referente para todos nosotros. Ha dimitido sin tener responsabilidades judiciales de ningún tipo". Y advirtió a la alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), de que su oposición será igual de dura que la de su antecesora, aunque más centrada en "fortalecer la presencia del partido en las calles y en los distritos de la capital".

Martínez-Almeida es licenciado en Derecho por la Universidad Pontifica de Comillas ICAI-ICADE. Ocupó varios altos cargos en la Comunidad entre 2011 y 2013, tanto con Esperanza Aguirre como con Ignacio González. Dejó el Gobierno regional para ocupar el cargo de secretario general del consejo de administración de SEPI Desarrollo Empresarial (empresa pública estatal), asumiendo también la dirección de asesoría jurídica.

Llegó al Ayuntamiento de Madrid en 2015, tercero en la lista de los populares para el Consistorio. El de concejal es su primer cargo político como representante electo. Hasta este viernes fue el responsable del área de urbanismo del PP.

La "nueva época" invocada el pasado jueves por Cifuentes ante el comité ejecutivo de su partido pasará por recuperar "los principios del Partido Popular de siempre", aseguró el nuevo portavoz. Esto significa no hacer una enmienda a la totalidad de los últimos años del PP en el Ayuntamiento y en la Comunidad. "Tenemos el mismo proyecto a nivel nacional y regional", dijo Martínez-Almeida, y sorteó las preguntas sobre su futuro como posible candidato a la alcaldía: "Hablar de candidato no se plantea en este momento".

Íñigo Henríquez de Luna, considerado el sucesor "natural" de Aguirre (era el número dos en la lista electoral), perdió la contienda de este viernes, pero logró que ocho miembros de su grupo confiaran en él para la portavocía. Consiguió también que la votación se celebrara de forma secreta para garantizar, al menos desde el punto de vista procedimental, que la decisión no viniese impuesta de arriba.

La sombra de Cifuentes, sin embargo, estuvo presente en la votación. El pasado lunes —ni siquiera 24 horas después de la dimisión de Aguirre— la presidenta del PP madrileño lanzó un comunicado en el que anunciaba la convocatoria de una reunión del comité ejecutivo autonómico para esta semana. El martes, Martínez-Almeida oficializó su candidatura. A partir de ese momento, nadie dudó de quién era el candidato apadrinado por Cifuentes. El mismo De Luna comentó: "Soy una persona de partido y siempre estaré a lo que me diga mi partido".

Con el nuevo nombramiento, el PP resuelve la sucesión de Aguirre en menos de cinco días. Una cuestión nada baladí, puesto que en las horas inmediatamente posteriores a su dimisión, muchos ediles del PP temían que el enfrentamiento interno desembocara en una larga y cruenta lucha. Miembros del grupo municipal aseguraron que todo el proceso de votación se desarrolló "con tranquilidad y buen ánimo". No obstante, el rostro de De Luna no podía esconder la decepción: "Así es la política", resumió en los pasillos del Consistorio.

La presidenta: "El voto fue libre y sin condicionantes"

La presidenta de la Comunidad y del PP regional, Cristina Cifuentes, afirmó este viernes que el nuevo portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, hará un "magnífico trabajo" en el Consistorio. En su opinión, Almeida es "una persona muy competente y muy trabajadora, y va a ser capaz de liderar el grupo municipal".

Cifuentes se refirió a la composición del grupo: "Es un conjunto muy unido y compacto", dijo, para alejar los rumores de posibles dimisiones tras la decisión de Almeida de presentarse en contra de Íñigo Henríquez de Luna, número dos de la lista de Aguirre y candidato natural a su sucesión, al que ganó en la carrera para suceder a Esperanza Aguirre.

La mandataria regional afirmó que la cuestión de la sucesión de Aguirre tenía que resolverse de forma democrática y aseguró que el resultado de la votación fue "absolutamente libre y sin condicionantes, ni por parte del partido ni por parte de nadie".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información