Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Éxito de ventas en Girona, donde se confía que aumenten un 5%

La gente se echó a la calle masivamente en Lleida y Tarragona

Casetas de libros en la plaza de Catalunya de Girona.
Casetas de libros en la plaza de Catalunya de Girona.

“Sant Jordi siempre va bien, pero este año el día antes ha sido otro Sant Jordi, podemos superar la previsión de un aumento del 5% de ventas”, aseguró la presidenta del gremio de libreros, Maria Carme Ferrer. Riadas humanas invadieron durante toda la Diada las más de 150 paradas de libros y rosas instaladas en la Rambla y la Plaça de Catalunya bajo un sol de justicia. Parejas, familias enteras o enamorados solitarios iban en busca de la rosa. El desayuno literario en la Casa Solterra este año se dedicó a Prudenci Bertrana y a su hija Aurora con motivo de la celebración del Año Bertrana, que conmemora el 150 aniversario del nacimiento de él y el 125 de ella.

“Al caer en domingo y en día espléndido, nos ha favorecido mucho; ha ayudado a que mucha gente de fuera haya venido a Girona y a las comarcas gerundenses”, aseguró Ferrer. Además este año el día antes del día de la rosa y del libro “fue otro Sant Jordi” aseguraba.

En Girona, los autores gerundenses “tiran muchísimo”. La senyora Stendhal, de Rafel Nadal arrasó, coincidían vario libreros que también apuntaban la buena salida de Maria Mercè Roca, Silvia Soler... Ferrer aseguraba que en Girona “las ventas se hacen sobretodo en catalán pero, por ejemplo, también El Monarca de las Sombras de Javier Cercas, que es muy nuestro, se ha vendido muchísimo”.

Llenazo en el centro de Palma

“Los mallorquines hemos hecho nuestra la fiesta de Sant Jordi”, proclamó ayer el escritor Sebastià Alzamora, uno de los primeros en inaugurar el “Dia del Llibre” en Palma de Mallorca.

La jornada provocó un llenazo en el centro de la ciudad, en la que se habían instalado más de 50 paradas. El buen tiempo ayudó a que hubiera una alta participación, informa C. Garfella.

Tarragona se echó a la calle para gozar Sant Jordi. Un sol rutilante bendijo la jornada y la Rambla, epicentro de la fiesta, fue un hervidero de gente. Casi 200 tenderetes ofrecían libros y rosas pero, también, un amplio abanico de artículos muy diversos. No es sencillo en ocasiones entender qué peculiar relación se puede establecer entre el caballero, el dragón o la princesa y algunos de los artículos que se ponen a la venta. El Ayuntamiento propuso varias iniciativas para ambientar la fiesta y durante la semana la Empresa Municipal de Transportes (EMT) puso en circulación 100 libros en la ciudad y de manera gratuita, a través del movimiento Bookcrossing.

Reus, Capital de la Cultura Catalana 2017, celebró Sant Jordi en la plaza del Mercadal. El Ayuntamiento activó la campaña solidaria "Ningún niño sin libro". En las Terres de l'Ebre, Amposta y Tortosa concentraron los principales actos de celebración de la fiesta.

Los leridanos llenaron las calles del centro de la ciudad y de otras poblaciones de la provincia. Muchos de ellos se decantaron por autores y temáticas de esas tierras. Además de los libros de reconocidos autores que se están imponiendo en toda Cataluña, los leridanos apostaron  por títulos como Lo Nou Diccionari Lleidatà-Català. También la novela negra ambientada en las tierras leridanas fue muy demandada.