Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Listas de espera en las farmacias catalanas para la vacuna de la meningitis B

La recomendación de los pediatras ha disparado la demanda de Bexsero, que no está incluida en el calendario público de vacunación

Vacunación de meningitis en un centro asistencial de Barcelona. Ampliar foto
Vacunación de meningitis en un centro asistencial de Barcelona.

Prácticamente todas las farmacias catalanas continúan teniendo una larga lista de espera de clientes que quieren comprar la vacuna Bexsero, que protege contra la meningitis bacteriana provocada por el meningococo B con una efectividad del 70%. Los últimos casos de meningitis detectados en Cataluña (tres en un mes, dos de ellos fallecidos) han vuelto a poner sobre la mesa el problema que arrastran los boticarios con el Bexsero aunque, en realidad, ninguno de los tres casos reportados en los últimos días sufrieron meningitis B: una fue vírica, la otra se desconoce qué microorganismo la causó y la tercera fue por un meningococo C, para el que se vacuna en el calendario vacunal. Esta alta demanda de Bexsero es la respuesta de la población a la recomendación de los pediatras, tanto del sector privado como del público, a pesar de que no está incluida en el calendario de vacunación gratuito. La vacuna, comercializada por el laboratorio GlaxoSmith Kline (GSK), se empezó a despachar en las farmacias en octubre de 2015 con receta médica. Desde el principio, la demanda superó a la oferta y también a la capacidad de este laboratorio de producir más dosis, por lo que las listas de espera han ido en aumento.

El Colegio de Farmacéuticos de Barcelona no tiene datos de cuántas personas hay en lista de espera porque cada una de las 3.100 farmacias gestiona su demanda. En Galup, en el Eixample de Barcelona, tienen ahora mismo en espera unas 20 personas y reciben una media de entre cinco y seis dosis de Bexsero al mes. La farmacéutica Rosa P. Andreu, que tiene una botica en Sant Gervasi, también tiene otra veintena de clientes aguardando por la vacuna y la semana pasada recibió seis dosis. El Departamento de Salud no tiene cifras de ventas de la vacuna, pero el Ministerio de Sanidad apunta que se dispensaron 1.700.000 dosis de Bexsero en España en 2016.

En octubre de 2015, la Agencia Española del medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) cambió la calificación de la vacuna de la meningitis B, que hasta entonces era de uso hospitalario, a un medicamento sujeto a prescripción médica, de tal manera que las farmacias empezaron a dispensarla. Los pediatras, primero del sector privado, pero después también los del sector público, comenzaron a recomendarla, y enseguida la demanda superó a la oferta.

Desde marzo de 2017, en el web de la AEMPS ha dejado de tener la identificación de medicamento con problemas de suministro, pero las farmacias consultadas aseguran que siguen recibiendo muy pocas. GSK, el laboratorio que la comercializa, señala que en los próximos días se irá normalizando el ritmo de distribución. Asimismo, su intención es como mínimo dispensar las mismas dosis que en 2016 para España. Hay que tener en cuenta que el período de fabricación es de nueve meses.

¿Es urgente administrar la vacuna Bexsero?

Tanto el Ministerio de Salud como el Departamento de Salud aseguran que no es urgente vacunar a los niños con Bexsero. Esta vacuna no forma parte del calendario público porque la incidencia de la meningitis B es muy baja, de 0,6 casos por cada 100.000 personas, apunta la subdirectora general de Promoción de la Salud del Departamento, Carmen Cabezas. El sistema público sí que incluye tres tipos de vacunas que protegen contra otros tipos de meningitis, como la C, apunta Cabezas. En Cataluña apenas se registran unos 60 casos anuales de meningitis bacteriana (el 65% por meningococo del tipo B y el 15% de tipo C) y la mortalidad ronda el 10%.

El doctor Ferran Moraga-Llop, pediatra y vicepresidente de la Sociedad Española de Vacunología aclara que “la meningitis B es una enfermedad muy grave, que tiene complicaciones y secuelas e incluso puede matar”. Por eso genera alarma, pero la realidad es que su incidencia es muy baja. La vacuna Bexsero, por su composición, no protege contra todas las cepas de meningococo B que circulan. La eficacia de esta inmunización es del 70%, de modo que de 10 niños vacunados, tres pueden contraer la enfermedad. Para que una vacuna se incluya en el calendario público debe ser eficiente, un parámetro que se calcula en relación con el coste, la efectividad y la incidencia. “La tasa de incidencia de meningococo B es muy baja, no supone un riesgo, pero eso no evita casos aislados”, añade Moraga-Llop.

¿Por qué la recomiendan los pediatras?

Los pediatras la recomiendan porque tiene un beneficio individual. La vacuna, que cuesta 106 euros la dosis, protege a los niños contra algunas cepas del meningococo B, y es recomendable cuando se puede costear. Pero para que se incluyan dentro del calendario vacunal del sistema público de salud, las vacunas deben tener también un beneficio poblacional, que en este caso no está demostrado. "Actualmente no es posible conocer cuál será su efectividad poblacional ni su impacto en la prevención de la enfermedad meningocócia por serogrupo B en España", señala el Ministerio en un documento de posicionamiento sobre esta inmunización.

“La alarma no está justificada porque la tasa de incidencia es muy baja” insiste el doctor Moraga-Llop. Para él, lo más grave de los últimos casos es que no se pongan vacunas que están en el calendario y tienen demostrada su eficacia, como la que inmuniza contra la meningitis C.

Más información