Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La otra cara de Colón

Una muestra del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo reflexiona sobre el discurso colonial

Un visitante observa la obra 'Mise-en-Scène: Commemorative Toile', de Renée Green. Ampliar foto
Un visitante observa la obra 'Mise-en-Scène: Commemorative Toile', de Renée Green.

Las claves

Exposición: 'Arte y cultura en torno a 1992'

Artistas: Pilar Albarracín, Emilio Ambasz, María Cañas, Mark Dion, Patriquia Esquivias, Andrea Fraser, Curro González, Renée Green, Rogelio López Cuenca /Elo Vega, José Miguel de Prada Poole y Fred Wilson.

Lugar y fecha: Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla. Hasta el 24 de septiembre.

Horario: De martes a sábado de 11.00 a 21.00. Domingos: de 10.00 a 15.30. Lunes: cerrado.

Al entrar en la sala, el visitante se cuela en un elegante salón francés del siglo XVII. La música de fondo le acompaña en este viaje en el tiempo. Ante sus ojos, un mobiliario tapizado en blanco con motivos en rosa que, aparentemente, recrean bucólicas escenas. Pero solo aparentemente. Si el visitante abre bien los ojos, entre los temas campestres, podrá descubrir imágenes de negros revolucionarios haitianos que cuelgan a oficiales franceses. La música sigue sonando. Mientras, en una de las paredes de la sala de al lado, varios carteles prometen jugosas recompensas a quienes ayuden a localizar a esclavos fugitivos. Además de describirlos físicamente, detallan rasgos un tanto peculiares, como que se ha herniado y lleva atadura; que presenta un cardenal en la espinilla causado por una patada; o que suele titubear cuando se dirigen a él. Con obras como las de Renée Green (Mise-en-Scène: Commemorative Toile) y Fred Wilson (Broadsides), respectivamente, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) en Sevilla reflexiona sobre el discurso colonial y la idea ilustrada del museo en Arte y cultura en torno a 1992.

Con motivo del 25 aniversario de la Expo del 92, el CAAC indaga en el panorama artístico y cultural de un año en el que Sevilla conmemoraba el quinto centenario del encuentro con América. "Ese año, según el manual Arte desde 1900, se distingue un grupo de artistas que cuestionó el colonialismo y a los museos como difusores de las ideas", asegura el director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes. Entre esos creadores, figuran tanto Green y Wilson como Andrea Fraser y Mark Dion. "En la exposición rescatamos en fotografías una intervención efímera de Wilson muy dura con el discurso de los museos históricos americanos. El artista rompe totalmente con el discurso colonial al introducir entre las copas y jarras de metal que se exhiben en las vitrinas grilletes para esclavos", resume Álvarez Reyes. En esa búsqueda por conocer qué hicieron los artistas españoles y andaluces sobre ese tema ese año, el espacio cultural descubrió que no había casi nada. "No ha habido interés por realizar estudios poscoloniales, no interesa, es como si el pasado colonial no fuese algo a estudiar, a cuestionar o a revisar", señala el director. Ante esa falta de visión, el centro encargó a varios artistas que volvieran la mirada. 

Con esta decisión, la exposición no solo cuesitona el pasado desde el pasado, también lo hace desde el presente de la mano de las obras de artistas como Rogelio López Cuenca y Elo Vega, María Cañas y Patricia Esquivias. "López Cuenca y Vega hacen una visión al pasado esclavista de Sevilla que también se ha querido silenciar", explica el director. Mediante una instalación que integra fotografías, mapas y vídeos, la obra Dark Places recorre diferentes puntos de la ciudad y los relaciona con ese oscuro capítulo. "Sevilla fue con Lisboa, el mercado de esclavos más grande de la Península; a él afluían esclavos negros, canarios y, tras el Descubrimiento, indios del Nuevo Mundo", según reza en uno de los textos. Por su parte, en Expo Lío 92, Cañas aboga "por unas Américas más allá de Colón y un mundo sin conquistadores donde la cultura sea la creación de un espacio de descubrimiento común".

En esa mirada al 92, el CAAC también desempolva el archivo audiovisual sobre el evento, formado por casi 3.900 cintas. Y proyecta algunos de esos únicos momentos. "Hemos seleccionado aquellos que reflejan cómo se mostraban así mismos los pueblos para reflejar que la visión del colonizador acababa siendo también la que ofrecían los propios colonizados", señala el director del CAAC y comisario de la muestra. A esta peculiar colección, se suma otra aún más "rara" que dormía en una de las dependencias del centro: los regalos que los países o ciudades invitados hicieron a España con motivo de la efemérides. En las vitrinas se exponen desde un cuenco decorado por las tres carabelas de Colón, enviado por EE UU; y un juego de tres cucharillas (Japón) hasta una alfombra de lana (Sudáfrica) o un busto de Colón, de procedencia desconocida. "Estos regalos hablan por sí mismos de los tópicos culturales", añade Álvarez Reyes. 

Multiproyección del archivo audiovisual de la Expo92. ampliar foto
Multiproyección del archivo audiovisual de la Expo92.

Arte y cultura en torno a 1992, que puede visitarse hasta el 24 de septiembre, también se detiene en el proyecto de la Expo en sí. Por un lado, rescatando los bocetos que el arquitecto Emilio Ambasz diseñó para el evento, pero que al final no se ejecutaron (La Expo que pudo haber sido y no fue); y, por otro, recordando una de las estructuras más populares de la celebración: el hoy demolido Palenque de José Miguel de Prada Poole (La Expo que sí fue pero que ya no es). Asimismo, a través de 116 fotografías, el visitante puede conocer el proceso de restauración que sufrió el Monasterio de la Cartuja para convertirse en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

Más información