Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un exministro británico propone llevar la independencia de Cataluña ante la ONU

Norman Tebbit recomienda a May que invite a los líderes soberanistas a Londres para presionar en la cuestión de Gibraltar

El peñón de Gibraltar.

La decisión de la Unión Europea (UE) de conceder a España derecho de veto sobre Gibraltar en el acuerdo por la salida del Reino Unido del club comunitario, el llamado Brexit, ha provocado la reacción de algún miembro destacado del partido conservador británico. Norman Tebbit, exministro de Empleo en el gabinete de la Dama de Hierro, Margaret Thatcher, ha afirmado que "el Gobierno español debe darse cuenta de que juega con fuego" en esta cuestión. Y añade, en su columna de este domingo en el diario The Telegraph, que "Reino Unido puede prescindir de otra disputa con Argentina [por la soberanía] sobre las Malvinas, pero no puede abandonar a la población de Gibraltar ni sacrificar un punto de interés estratégico occidental. Este no es un momento de sutilezas diplomáticas".  

Tebbit sugiere a Theresa May que si él estuviera en el número 10 de Downing Street, la residencia oficial de la primera ministra británica, "pensaría en invitar a los líderes del movimiento soberanista catalán a Londres o incluso llevaría su voluntad de independencia a las Naciones Unidas. Los catalanes son diferentes de los españoles. Son gente abierta que ya comerciaba con Cornualles y Gales hace mil años".

Reino Unido no está dispuesto a usar Gibraltar de moneda de cambio en las negociaciones por su salida de la UE. La disputa por el Peñón traerá cola y Tebbit recuerda al Ejecutivo de Mariano Rajoy que Alemania quiere mantener una relación comercial "abierta y segura" con Reino Unido  y que, en este sentido, sería la misma cancellera alemana, Angela Merkel, la que debería  presionar a Madrid para que entienda que "este objetivo importa mucho más que su indulgencia sobre la vanidad española respecto a una batalla perdida hace 300 años". El exministro se refiere al tratado de Utrecht, por el cual Reino Unido conserva la soberanía sobre Gibraltar.

Más información