Colau mantiene el Zoo y quiere transformarlo en un centro de investigación

El nuevo director, Antoni Alarcón, será el encargado de reenfocar el modelo de parque

Una cuidadora junto a uno de los delfines del Zoo
Una cuidadora junto a uno de los delfines del ZooAlbert García

Ada Colau no clausurará el Zoo de Barcelona ni lo vaciará de animales. Un grupo de trabajo ha estado estudiando el futuro del parque durante los últimos meses y ha llegado a diferentes conclusiones. En los debates, en los que ha participado desde organizaciones animalistas a representantes de vecinos, había partidarios de la clausura del equipamiento, había quien consideraba sustituir a los animales por pantallas de realidad virtual, quien apostaba porque únicamente estuvieran expuestas especies autóctonas…

Esta mañana,  Jaume Collboni y Janet Sanz, que ocupan la segunda y quinta tenencias de alcaldía, respectivamente, han presentado el nuevo modelo. El Consistorio ha aceptado que el zoo necesita cambiar pero, a la vez, admite que es un equipamiento especial dado que “todo el mundo tiene una vinculación emocional con él”. El nuevo zoo no cambiará de lugar ni retirará los animales pero se apoyará en tres grandes ejes: la conservación, la investigación y la educación. Además, el Ayuntamiento ha anunciado que el biólogo Antoni Alarcón será el nuevo director y el responsable de la transformación.

El 80% de los miembros que han participado, durante meses, en el grupo de trabajo han apostado porque en un futuro el parque debe involucrarse en el conocimiento y la conservación de las especies y los ecosistemas más allá de sus muros. El nuevo modelo de equipamiento tendrá un firme compromiso en la conservación de especies autóctonas y exóticas que estén amenazadas o en peligro de extinción. También promoverá la investigación en cautividad para evaluar y favorecer el bienestar animal priorizando las especies autóctonas. El Consistorio también pretende que esta investigación, en la que colaborarán universidades, se realice en “hábitats para localizar las causas de los problemas y dar respuestas que garanticen la supervivencia de las especies amenazadas”.

Por último, se reforzará el aspecto educativo de la infraestructura y no sólo se tratará la cuestión vivencial de los animales sino que, también, se intentará dar información sobre la biodiversidad, ecosistemas y hábitats de las especies. Para todo ello, se ha encargado a la Fundación Barcelona Zoo que sea la que impulse el nuevo modelo y marque una nueva hoja de ruta del parque.

El año pasado, el parque recibió más de un millón de visitantes. Hasta que llegue el nuevo modelo de zoo, el Consistorio mantiene el plan de inversiones previstos para este año. Se construirá una nueva instalación de cuarentena integrada en el servicio veterinario. También está aprobada la renovación del sistema de calefacción del terrario y se concluirá la zona de Sabana donde se creará una nueva instalación para leones formada por dormitorio, un espacio exterior con un lago y la ampliación del patio para elefantes y jirafas.

El nuevo director, Antoni Alarcón, que sustituirá a Carmen Lanuza, es licenciado en biología y actualmente es el gerente del Consorcio del Besòs. Trabajó en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) gestionando las playas y la recuperación ambiental del Llobregat y el Besòs. Más tarde fue director de proyectos y gerente adjunto de Barcelona Regional.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS