Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere una niña de 9 años en Manresa por una meningitis

Este fallecimiento es el segundo que se produce por esta enfermedad en los últimos 15 días en Cataluña

Vacunación de meningitis en un centro asistencial de Barcelona. Ampliar foto
Vacunación de meningitis en un centro asistencial de Barcelona.

Una niña de 9 años, residente en Manresa (Barcelona), ha fallecido esta madrugada en el hospital Parc Taulí de Sabadell tras presentar un cuadro de meningitis "fulminante", según ha explicado el Departamento de Salud de la Generalitat. La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) investiga si se trata exactamente de una enfermedad meningocócica. "Los análisis de laboratorio destinados a confirmar el microorganismo causante de la enfermedad y el grupo al que pertenecen se encuentran en curso, aunque por la [situación] clínica y la evolución presentada se sospecha un origen bacteriano, probablemente meningococo", ha adelantado Salud.

De concretarse las sospechas de la ASPCAT, se trataría de la misma dolencia por la que falleció hace menos de 15 días otro niño de dos años en Girona. Salud descarta, no obstante, cualquier vinculación entre ambos casos. "El caso de enfermedad meningocócica ocurrido en Manresa no tiene relación con el caso que se produjo hace unos días en Girona ni con ningún otro caso. Se trata de un caso esporádico, que es la presentación habitual de la enfermedad en nuestro entorno, aunque en alguna ocasión, de forma muy infrecuente, pueda aparecer algún caso relacionado", ha puntalizado el Departamento

En el caso de Manresa, la menor comenzó ayer jueves al mediodía con los síntomas y durante la madrugada fue atendida en el hospital Sant Joa de Déu de Manresa, pero, debido a su gravedad, se derivó a la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Parc Taulí de Sabadell, el hospital especializado de referencia en la zona. La menor, sin embargo, falleció a las pocas horas.

A la espera de las pruebas de laboratorio que certifiquen que se trata de un caso de meningitis provocada por la bacteria del meningococo, los equipos médicos administraron profilaxis antibiótica a la familia. El bacilo puede encontrarse en la zona de la gargante de algunas personas sin que desarrollen síntomas, pero se convierten en portadoras, pues el método de transmisión es de persona a persona a través de secreciones faríngeas o nasales. Por este motivo, la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la región de Cataluña central también se desplazará a la escuela de la menor para informar a los padres y distribuir profilaxis también a los contactos escolares.

La meningitis es una infección del sistema nervioso central por una inflamación de las meninges, que son las membranas que rodean el cerebro, y puede desembocar también en una infección generalizada (sepsis). "Casi cualquier tipo de microorganismos —virus, bacterias, etc— pueden provocar meningitis", explica el doctor Toni Trilla, jefe de epidemiología del hospital Clínic de Barcelona. Las meningitis víricas son más comunes pero con cuadros clínicos mucho más leves. Las más graves suelen ser provocadas por una bacteria. "Normalmente, lo que vemos son meningitis bacterianas y en niños siempre hay que pensar que puede ser por el meningococo", apostilla Trilla.

El meningococo es una bacteria capsulada —con una especie de escudo que la protege— y, según el tipo de cápsula, se nombra con una letra: los más comunes, el A, B y C. Contra el A y el C hay una vacuna que se administra a los niños dentro del calendario sistemático del sistema nacional de salud, por lo que las meningitis por meningococos A y C son poco habituales. "En España, dentro de que hay muy pocos casos de meningitis bacteriana, las más comunes y prevalentes son las causadas por el meningococo B", explica Trilla.

Precisamente, el meningococo de tipo B es el que provoca los cuadros de meningitis y sepsis más graves. "A veces los síntomas se desarrollan de forma extraordinariamente rápida. Aunque en raros casos, puede ser fulminante", apunta el epidemiólogo. Pese a que hay tratamiento antibiótico para controlar la bacteria, la mortalidad está en torno al 20%. Contra la meningitis B también hay una vacuna, comercializada con el nombre de Bexsero, pero no entra dentro del calendario vacunal.

Más información