Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Livinio Stuyck se niega a desalojar el dúplex que okupa en la Real Fábrica de Tapices

A partir de este martes el exdueño de la fábrica será multado con cerca de 75.000 euros cada ocho días

Fachada de la Real Fábrica de Tapices, en la calle de Fuenterrabía. Ampliar foto
Fachada de la Real Fábrica de Tapices, en la calle de Fuenterrabía.

Livinio Stuyck, expropietario de la Real Fábrica de Tapices, se ha negado este martes a entregar las llaves del dúplex que forma parte del conjunto histórico en el que vive gratis hace 20 años. Representantes del Ministerio de Cultura, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, le han notificado al mediodía, en una conversación "de menos de un minuto", que deberá pagar una multa del 5% del valor del inmueble cada ocho días hasta que se produzca desalojo. Como no ha podido entrar un tasador a la vivienda de casi 700 metros cuadrados, perteneciente al Estado como todo el edificio, se ha estimado —en base al valor catastral de la zona (a pasos del Retiro)— que la sanción será de 75.000 euros aproximadamente.

Según los trabajadores de la Real Fábrica de Tapices, Stuyck hizo este lunes una compra "como para tres meses". Tenía claro que no entregaría las llaves de la casa donde vive hace 71 años y por la que hace dos décadas que no paga un alquiler, ni luz, ni agua. Hasta 1996 la fábrica le perteneció a la familia Stuyck, dueña y gestora durante casi tres siglos. Debido a una deuda de 227 millones de pesetas (1,36 millones de euros) con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria estuvo a punto de declararse en quiebra. La entonces ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre, decidió su rescate con dinero público, creando la Fundación Real Fábrica de Tapices, de la que forman parte el Ayuntamiento, la Comunidad y el Ministerio de Cultura.

Un portavoz ministerial ha aclarado que el procedimiento de esta mañana corresponde al "cumplimento de la ley" y que por medio de la Abogacía del Estado se comunicará al juez la negativa al desahucio administrativo. En el supuesto de que Stuyck no pague la multa coercitiva se puede proceder al embargo de sus bienes en aproximadamente 90 días. Alejandro Klecker, administrador de la Fundación Real Fábrica de Tapices, ha explicado que ahora el asunto se convierte en un tema judicial, pero que espera que a raíz de la multa se "dulcifique" la negociación con Stuyck. Según el ministerio de Cultura, hace dos años que han intentado llegar un acuerdo sin éxito con el okupa.  

Una de las razones del Ministerio de Cultura por la que defiende no haber presionado más a Stuyck durante los 20 años que lleva viviendo gratis en las dos plantes del edifico, es que no necesitaban utilizar el espacio. Ahora sí que tienen planes para esa zona, entre las que figura un espacio destinado a exponer los cartones y dibujos del archivo de la Fábrica, una escuela taller y una sala de restauración textil .

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información