Adetca cumple 25 años en un Día del Teatro reivindicativo

"La temporada está siendo un poco más optimista, pero hemos de recuperar la musculatura", afirma la presidenta

El actor y delegado de Cultura de la Diputación de Barcelona, Juanjo Puigcorbé, ayer en el Teatro Tívoli
El actor y delegado de Cultura de la Diputación de Barcelona, Juanjo Puigcorbé, ayer en el Teatro TívoliSERGI PANIZO

El Teatro Tívoli acogió ayer dos celebraciones que van unidas de la mano. Desde 1961 se celebra el Día Mundial del Teatro, que ha servido como marco esta vez para la celebración del 25 aniversario de Adetca (Asociación  de Empresas de Teatro de Cataluña), una entidad clave para “poner en relieve el papel clave del teatro en la cultura de nuestro país”, según señaló la presidenta de la asociación, Bet Orfila. Actores, directores, escenógrafos, dramaturgos e instituciones se dieron cita en este acto de celebración pero también de reivindicación por la situación actual de las artes escénicas.

La actriz valenciana Pepa López fue la encargada de leer el manifiesto de la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña (AADPC), que critica duramente el exceso del poder político y económico que pretende que “los ciudadanos seamos un rebaño sin pensamiento ni sensibilidad propias” y  aboga por la existencia de un utópico “CAP de Cultura en cada barrio”. La reivindicación marcó también el discurso del actor catalán Enric Majó, encargado de leer el manifiesto internacional del Día Mundial de Teatro redactado por la actriz francesa Isabelle Huppert. 

La presidenta de Adetca señaló que la presente temporada 2016/2017 “está siendo un poco más optimista, pero no estamos lo suficientemente contentos. Hemos de recuperar la musculatura, y la cultura ha de ser concebida como una inversión de futuro”.

Maltrato a la cultura

A la reivindicación también se sumó el actor y delegado de Cultura de la Diputación de Barcelona Juanjo Puigcorbé, que recalcó la situación de maltrato que vive la cultura en España. “El país que maltrata a la cultura es un país podrido” apuntó. Por su parte, el consejero de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Santi Vila, animó a la profesión “a seguir reivindicando a partir de la exigencia”, pero también ha alabado la expansión de la producciones catalanas alrededor de toda España, contando con 6 espectáculos de sello catalán el pasado mes de febrero en la capital madrileña.

Como colofón de la jornada se fallaron ayer los Premios de la Crítica. Entre los galardonados, el espectáculo Davant la jubilació, el director Lluís Pasqual, la actriz Marta Angelat y el actor Lluís Homar. Inma Colomer fue reconocida por el conjunto de su carrera. Scaramouche recibió el premio al mejor musical y la Villaroel el de la mejor sala.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50