Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Luis Cueto | Coordinador General de la Alcaldía de Madrid

“Vamos a cerrar con éxito la operación Chamartín en mayo o junio”

El coordinador general de alcaldía de Madrid sostiene que Ahora Madrid no es populista y gana "credibilidad" gobernando

Luis Cueto, coordinador general de la Alcaldía de Madrid, el pasado miércoles durante la entrevista. Ampliar foto
Luis Cueto, coordinador general de la Alcaldía de Madrid, el pasado miércoles durante la entrevista.

Luis Cueto (Madrid, 1961) es coordinador de alcaldía del Ayuntamiento de Madrid, una figura creada por Manuela Carmena con responsabilidades en la promoción exterior de la ciudad y la coordinación de la administración. Cueto es el hombre de mayor confianza de la alcaldesa. Apodado por algunos como "el alcalde en las sombras", prefiere hablar de gestión y rehuir de los juegos de poder, en un contexto en el que Podemos, principal marca de Ahora Madrid, ya debate sobre quién sustituirá a la alcaldesa en 2019 y la confluencia muestra grietas tras el cese Celia Mayer de Cultura. El coordinador afirma que es prioritario gobernar y que el desarrollo de la operación urbanística de Chamartín es esencial para el futuro de la capital.

Pregunta. ¿Cuál es el reto para mejorar el atractivo de Madrid?

Respuesta. Madrid está en un momento extraordinariamente interesante. Hay efervescencia y muchos datos lo avalan. Uno de los más relevantes es que en 2016 llegaron 9 millones de visitantes. La oferta cultural de la ciudad es abrumadora. Tenemos una de las mejores carteras teatrales de Europa y el paseo del arte es una joya. Un estudio presentado en Davos dice que Madrid es la tercera capital más retenedora de talento de Europa. Es un dato extraordinario. Ahora el reto es apuntalar esta idea de destino conjunto. Por esto llevamos años con la Comunidad de Madrid en Fitur y trabajaremos conjuntamente para hacer una buena oferta de cara al Brexit.

P. ¿Tiene posibilidades Madrid de atraer las empresas de Londres?

R. Nuestra obligación es presentar las mejores cartas. Los dueños de estas decisiones valoran sobre todo el sistema impositivo, cuánto de fácil lo pone la burocracia y el nivel del parque de oficinas. ¿Si tengo que llevar a Madrid a 4.000 personas, las puedo llevar? Aquí tenemos el reto. Y nuestra gran carta es la operación Madrid Puerta Norte [también conocida como operación Chamartín]. Si Madrid cierra bien la operación, tenemos un porfolio que enseñar a los inversores y yo estoy convencido de que en el mes de mayo o junio vamos a cerrar esta operación con éxito, o por lo menos los mimbres básicos del consenso. Va a ser la carta de presentación de la oferta inmobiliaria más atractiva de Europa de los próximos años. Es un desarrollo inmensamente atractivo.

P. ¿Entonces le parece bien la oferta del BBVA de rebajar un 20% las viviendas tras el veto de Carmena en 2016?

R. Va en buenísima dirección. Todo el mundo sabe que el secreto de esta operación es que salgan los números. Hagamos un intercambiador del norte eficiente, pero no monstruoso. Equilibremos la zona de viviendas más allá de la M-30 y creemos al otro lado una valiosísima ciudad de negocio y de oficinas. El banco se debe a los accionistas, pero la alcaldesa a los madrileños. Y la actitud de Fomento y Renfe, que están trabajando con enorme limpieza, es muy importante. Ojalá para el plazo de mayo podamos dar una buena noticia. A nosotros nos gustaría.

P. ¿Y el concejal de urbanismo está de acuerdo?

R. El concejal de urbanismo dice lo que le he dicho yo. Que es un buen posicionamiento y que va en la buena dirección.

P. ¿Qué le parecen las críticas de algunas corrientes de Ahora Madrid sobre los métodos supuestamente personalistas de Carmena?

R. Los movimientos sociales tienen interés en el consenso y en el diálogo, pero el ejecutivo tiene un plazo perentorio para tomar decisiones. A veces hay discrepancias, pero la autoridad moral y política que tiene Manuela las allana. De no ser así, posiblemente los debates se encresparían más. Este experimento de movimientos sociales que montan un partido ante unas elecciones creo que están funcionando de forma muy satisfactoria. De momento.

P. ¿Después del cese de Mayer de Cultura, usted dirigirá Madrid Destino, la empresa municipal de cultura y turismo?

R. No. Estoy en el consejo de administración, pero es imposible que me dedique a dirigir Madrid Destino. Vamos a escoger a una persona que no soy yo.

P. ¿Tiene pensado ir a Asia para promover Madrid?

R. Haremos un viaje a China en mayo o julio y posiblemente la alcaldesa en el segundo trimestre del año. La ruta de la seda acaba en Madrid, no acaba en París o en Roma. Todos los esfuerzos que haremos serán gotas, pero gotas muy productivas.

P. ¿Qué le parece el proceso de consultas vecinales impulsado por Carmena?

R. La política de participación es el bebé de las políticas públicas. Hay que tener cuidado a no poner a correr al bebé la maratón, porque lo matas. Creo que muchos de nuestros compañeros ambicionan recorrer los 50 años a los que ha llegado Suiza en esta legislatura.

P. ¿Este es el caso del cambio de nombre del Parque Felipe VI, por el que solo se preguntó a los vecinos de Hortaleza?

R. En el caso del parque, el concejal elevó una demanda vecinal y 2.500 vecinos tuvieron interés. Si en el pleno de la junta de distrito se hubiera rechazado [el PSOE votó a favor], pues a lo mejor ahí quedaba abordado el proceso. La alcaldesa tiene la tentación mayoritaria de atender lo que salió de la consulta y desde luego será enormemente sensible a las propuestas de nuestro socio de investidura que es el PSOE.

P. ¿Alguien del gobierno se sentiría incómodo si Carmena decidiera mantener el nombre del Rey?

R. Podría ser. Pero los debates en la junta de gobierno son muy francos. Lo más importante es gobernar, no discrepar. Hasta el momento siempre ha sido así.

P. Usted llevó el caso de Ahora Madrid hasta la Universidad de Harvard en Estados Unidos.

R. Fuimos con Barcelona a contar nuestra experiencia, porque estos gobiernos de partidos que no son tradicionales despiertan un enorme interés. Sobre todo con el fenómeno Trump, al que nosotros llamamos populista, aunque lo que pasa en Madrid y Barcelona otros lo llaman populista.

P. ¿Y no lo sois?

R. No. Cuando decimos que populista es halagar a las masas diciendo lo que quieren oír para hacer lo contrario para ganar votos no creo que esto sea el caso. De ninguna manera. Lo que se está haciendo aquí es una propuesta de recuperar la credibilidad de la democracia y ahora el reto es demostrarlo en el ejercicio del poder.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información