Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tráfico

Detenido tres veces en una noche un conductor ebrio y drogado

El hombre, que rompió los precintos de la Guardia Civil, fue parado en Castellón, Cuenca y Madrid

Un hombre de 49 años, cuyo nombre corresponde a las iniciales F. V. C., fue detenido hasta en tres ocasiones en la madrugada del pasado sábado por agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Arganda del Rey. Los agentes pararon al conductor a la altura del kilómetro 37 de la autovía de Valencia (A-3), después de que la Guardia Civil de Cuenca alertara de que había roto el inmovilizador del vehículo que los agentes le habían colocado en la zona de Tarancón (Cuenca), donde había sido detenido por conducir ebrio. 

Un guardia civil realiza un control en una carretera madrileña. Ampliar foto
Un guardia civil realiza un control en una carretera madrileña.

Cuando los agentes pararon de nuevo a F. V. C, en Arganda le sometieron de nuevo a la prueba de alcoholemia y arrojó un resultado de 0,69 miligramos por litro de aire espirado, lo que casi triplica el límite establecido (0,25). Posteriormente fue sometido a la prueba de drogas tóxicas o sustancias estupefacientes, que resultaron igualmente positivas en cocaína, cannabis, anfetamina y metanfetamina, por lo que se procedió a su detención y depósito del vehículo, según ha informado esta mañana la Comandancia de Madrid del instituto armado.

En el interior del coche se halló el inmovilizador forzado que se le había colocado por la Guardia Civil de Tráfico en provincia de Cuenca, tras ser detenido a las 06,45, por conducir ebrio. En esa prueba arrojó un resultado de 0,76 miligramos en aire espirado.

Continuando con la investigación, se comprobó que a las 23.45, la citada persona había sido detenida igualmente por alcoholemia positiva en Vinaroz (Castellón), por la Guardia Civil de Tráfico, con una tasa de 0,85 de alcohol en aire espirado, triplicado la mínima establecida. Esta prueba y la anterior en Cuenca, se realizaron al conductor tras haber cometido sendas infracciones al Reglamento General de Circulación, quebrantando asimismo la inmovilización de su turismo.

Por todo ello, el equipo de atestados e informes del Destacamento de Tráfico de Arganda del Rey (Madrid) procedió a su detención, como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial, por conducir un vehículo de motor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas, tipificado en el artículo 379.2 del Código Penal. Está castigado con una pena de prisión de tres a seis meses o con la multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en todo caso, con la privación del derecho de conducir vehículos de motor y ciclomotores entre uno y cuatro años.

Tanto la persona como el vehículo fueron puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Arganda del Rey.