Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gripe aviar obliga a sacrificar más de 24.000 patos en Cataluña

La provincia de Girona y parte de la de Barcelona están en alerta máxima

Detectado un primer brote de gripe aviar en una granja de 17.300 patos en el municipio de Sant Gregori (Girona).
Detectado un primer brote de gripe aviar en una granja de 17.300 patos en el municipio de Sant Gregori (Girona). EFE

La provincia de Girona y parte de la de Barcelona están en alerta máxima por dos focos de gripe aviar, que ya han obligado a sacrificar más de 24.000 patos en siete granjas. El martes se confirmó la presencia del virus en una cigüeña muerta en el Parque Natural Dels Aiguamolls de l’Empordà y el miércoles, en una treintena de patos en una granja de cría al aire libre en el municipio de Sant Gregori. Desde entonces se han sucedido los sacrificios preventivos.

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Joan Guix, ha lazando este viernes un mensaje de tranquilidad sobre la naturaleza del brote: “estamos ante un problema de sanidad animal y se mantienen las máximas garantías de seguridad alimentaria” ha asegurado.

Los 17.327 patos de la primera granja afectada ya han sido sacrificados, como establece la directiva europea y los 7.297 de las seis restantes, se están eliminando esta tarde. Además, se han activado todas las medidas de seguridad en la zona de protección, en un radio de 3 kilómetros alrededor de cada una de las explotaciones de 6 comarcas diferentes y se ha restringido el movimiento de las que están en un radio de 10 kilómetros. En total 237 explotaciones avícolas comerciales y cerca de un millar de granjas de autoconsumo se han visto perjudicadas.

Se sospecha que el origen del contagio está en las aves migratorias que pasan por esta zona, en su ruta desde África. Para confirmarlo se ha encargado un estudio al Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA). Desde el Departamento de Agricultura de la Generalitat se apunta que en este momento la gripe aviar en Cataluña está acotada en las granjas que han tenido relación con la explotación foco, y sobre estas se actúa con la máxima celeridad para minimizar los riesgos de propagación.

La Generalitat confirmó este jueves el foco de gripe aviar, concretamente el subtipo H5N8, en la granja de patos al aire libre situada en el municipio de Sant Gregori. Se trata de una explotación de producción de foie-gras.

La granja alertó a las autoridades el miércoles de la muerte súbita de una treintena de patos desde el fin de semana. El día anterior Agricultura comunicó la detección del virus en una cigüeña muerta en la zona de Almatà, en el parque de los Aiguamolls del Empordà. Agricultura baraja como hipótesis que los patos de la granja afectada se habrían contagiado al estar en contacto con aves salvajes, aunque la granja no está situada en ninguna de las zonas de riesgo marcadas por Agricultura, cuando en diciembre se detectó un foco en Toulouse (Francia).

Desde el Ministerio de Agricultura, el secretario general Carlos Cabanas, ha señalado que, en cumplimiento de los protocolos existentes en materia de sanidad animal, la Administración española ya ha comunicado a Bruselas la existencia de estos focos, además de ofrecer todo su apoyo y colaboración a las autoridades catalanas para luchar contra los mismos al tratarse de competencias autonómicas. Para el responsable de Agricultura la detección rápida de estos focos ha sido posible gracias al buen funcionamiento del Plan de Vigilancia estatal sobre sanidad animal.

En principio, oficialmente solo se había recibido notificación de Hong Kong sobre el cierre de sus fronteras a los animales procedentes de Girona. Ahora toca a cada país importador de los animales españoles comunicar su decisión. Las exportaciones españolas en avicultura de carne suponen aproximadamente el 20% de una producción de 1,6 millones de toneladas.
El próximo martes está prevista una reunión en el Ministerio de Agricultura para analizar la situación con todo el sector y adoptar las medidas oportunas.

Desde la Asociación Nacional de Productores de Pollos (ANPP) se reclama la necesidad de actuar con una gran prudencia para evitar que el simple problema de un foco en una comarca determinada pueda afectar a la actividad de todo el sector en una región. En opinión de su responsable, Angel Martín, es indispensable que se produzca una focalización del problema y que el mismo no se regionalice para evitar perjuicios a muchos productores cuyas granjas se hallan libres de la enfermedad. La patronal de la avicultura de carne estima que en los últimos tiempos han sido numerosos los focos de gripe que se han producidos en otros países comunitarios y que los mismos han seguido exportando, con la excepción de los focos donde se desarrolló la enfermedad.

Si no se producen nuevos casos, la zona actualmente afectada por la gripe se puede declarar libre en un plazo de tres meses.

Más información