Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía excluye de la querella a Nuet por su “trayectoria” política

El ministerio público argumenta que el diputado ha votado en contra de resoluciones sobre la independencia

Anna Simó, Carme Forcadell y Joan Josep Nuet, este jueves, en el Parlament.
Anna Simó, Carme Forcadell y Joan Josep Nuet, este jueves, en el Parlament. EFE

El diputado Joan Josep Nuet (Catalunya sí que Es Pot), votó, el pasado 6 de octubre, a favor de que el Parlamento catalán votara una propuesta sobre el referéndum independentista. Lo hizo como secretario tercero de la mesa del Parlamento. A diferencia de sus compañeros, sin embargo, Nuet no ha sido objeto de la querella presentada por la Fiscalía por desobediencia. Su caso es diferente porque el diputado "“no pretendía incumplir los mandatos del TC” ni “dar un impulso al proceso constituyente”, razona el ministerio público.

Esa “falta de voluntad de sumarse al proyecto político de ruptura unilateral” la deduce la Fiscalía, según la querella, de su “trayectoria como diputado en el Parlamento de Cataluña”. El escrito de la Fiscalía relata cómo Nuet ha votado de forma negativa en dos resoluciones sobre el proceso independentista. Y recuerda que se abstuvo en la que ha motivado esta nueva querella, la del 6 de octubre.

A Nuet no le ha gustado nada quedar excluido y este jueves ha criticado con dureza a la Fiscalía. Su actuación supone una “discriminación ideológica y una politización burda e intolerable”. En rueda de prensa, Nuet ha negado otro argumento de la Fiscalía para exculparle —que actuaba “en la creencia errónea” de que cumplía sus funciones— y ha reiterado que era perfectamente “consciente” de lo que se votaba.

La decisión de la Fiscalía de excluir a Nuet ha provocado, de hecho, una oleada de críticas en los sectores soberanistas. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha acusado a la Fiscalía de una “persecución discriminatoria” contra los miembros independentistas de la mesa, lo que en su opinión “atenta contra el Estado de Derecho”.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha subrayado que la Fiscalía ha "dejado por escrito" que actúa contra "objetivos políticos" y ha "desenmascarado su doble vara de medir" al querellarse contra cuarto diputados independentistas de la Mesa de la Cámara -Lluís Corominas, Ramona Barrufet y Anna Simó- y excluir a Nuet. El diputado, que estaba convencido de que iba a figurar en la querella,  no es independentista pero votó igual que sus compañeros al entender que se debía de celebrar el debate.

Todos los portavoces de los partidos independentistas han arremetido contra la decisión del fiscal. Roger Torrent, de Junts pel Sí, ha señalado que en esta segunda querella la Fiscalía introduce un "elemento muy grave" como el de la "arbitrariedad" al "perseguir" a unos miembros de la Mesa y a otros no "en función de lo que piensen o de su ideología". Lluis Maria Corominas, del mismo grupo, ha pedido que el Tribunal Superior de Justicia que no acepte la querella, a tenor de que, "por votar lo mismo, algunos tienen una querella y otros no".

La diputada de la CUP Anna Gabriel, por su parte, ha opinado que el Estado ha puesto a la mesa del Parlamento catalán "en la diana" y ha anunciado que la formación anticapitalista formalizará una petición para entrar a formar parte como miembros de la mesa.