Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vitoria se asoma a la suciedad

Los sindicatos de la limpieza convocan una huelga para marzo por el despido de ocho empleados

Los trabajadores del servicio de limpieza en una concentración de protesta.
Los trabajadores del servicio de limpieza en una concentración de protesta.

Vitoria se asoma a una huelga de limpieza. Los trabajadores de ese servicio han respaldado hoy la convocatoria de huelga indefinida a partir del próximo 6 de marzo por el despido de ocho empleados de la UTE formada por FCC y GMSM que alegó un elevado absentismo para adoptar la medida sancionadora. Si las partes no llegan a un acuerdo Vitoria empezará a acumular basura en todas sus calles y barrios. El comité de empresa acordó el pasado viernes por unanimidad convocar esta huelga, y hoy la plantilla ha respaldado la huelga en un 90%. El acuerdo no será fácil. Reclaman la readmisión de los despedidos y la contratación de 44 personas más hasta los 364 operarios fijados en el contrato más caro de la ciudad de Vitoria, el de la limpieza, por el que el ayuntamiento paga 22,5 millones anuales.

Este contrato fue firmado por el anterior equipo de gobierno municipal, presidido por Javier Maroto (PP), apenas una semana antes de las últimas elecciones locales. El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), anunció recientemente que expedientará a la empresa adjudicataria por no cumplir el compromiso de plantilla firmado en el contrato. Este será el octavo expediente contra la UTE por diversos incumplimientos y el Ayuntamiento ha reclamado además un millón de euros a la empresa por servicios no prestados.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha anunciado que el Gobierno municipal está tratando de propiciar nuevos encuentros entre la unión temporal de empresas y la plantilla, y les ha reclamado que lleguen a un acuerdo, ya que los ciudadanos "no se merecen pagar las consecuencias de este conflicto laboral".

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vitoria, Leticia Comerón, se ha preguntado "cómo es posible que Urtaran escurra el bulto y diga que esto no es un problema del Ayuntamiento". Este es un "nuevo punto negro en la gestión" del alcalde de la ciudad, ha criticado. El concejal de EH Bildu en el consistorio Aitor Miguel ha considerado "inadmisible que una empresa, a la que el Ayuntamiento paga casi 23 millones de euros al año, no cumpla y despida a trabajadores para chantajear a la ciudad".

El portavoz de Podemos, Jorge Hinojal, ha dicho que el Ayuntamiento tiene que "plantar cara" a FCC para conseguir la anulación de los despidos, mediar en el conflicto si la empresa "no recula", hacer respetar los servicios mínimos una vez llegados los paros y poner a trabajar a los servicios jurídicos para "rescindir el contrato". El concejal de Irabazi, Oscar Fernández, ha mostrado su apoyo a los trabajadores y ha reclamado al gobierno municipal "que no mire para otro lado y actúe",

Más información