Ribó y Carmena exigen menos corsés del Estado al gasto de los municipios

55 ayuntamientos se reúnen en Valencia para reivindicar una reforma de la financiación local

En el centro, Joan Ribó y Manuela Carmena, a su llegada a las jornadas municipalistas.
En el centro, Joan Ribó y Manuela Carmena, a su llegada a las jornadas municipalistas.MÒNICA TORRES

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el de Valencia, Joan Ribó, han reivindicado esta tarde en la capital valenciana una reforma de la financiación local que conceda más autonomía a los ayuntamientos españoles para gestionar sus ingresos y elimine los "corsés" del Estado al gasto municipal.

Más información
Los alcaldes advierten al Gobierno de que se movilizarán si no mejora la financiación
Los Ayuntamientos recrudecen su enfrentamiento con el Gobierno
Los municipios quieren un nuevo modelo de financiación participativo

El regidor valenciano ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que elimine la regla de gasto -que impone la ley de Estabilidad Presupuestaria- y el plan de ajuste que anula el margen de maniobra de los consistorios españoles.  "Los ayuntamientos no tenemos en estos momentos déficit sino superávit", ha recordado Ribó al ministro Cristóbal Montoro.

Carmena ha insistido en que los ayuntamientos han reducido drásticamente la morosidad en los pagos a proveedores "pero no podemos invertir en servicios beneficiosos para los ciudadanos" por los corsés que impone el Estado, ha dicho. Según la alcaldesa de Madrid, la regla de gasto y la ley de Montoro acaban convirtiéndose en un "secuestro" del superávit, que acaba en los bancos.

Unos 55 municipios españoles debaten en Valencia la reforma de un sistema de financiación local que garantice la prestación de servicios públicos municipales. A la cumbre local asisten 45 alcaldes, entre ellos Manuela Carmena (Madrid), Pedro Santisteve (Zaragoza), Francisco de la Torre (Málaga), Gerardo Pisarello (primer teniente de alcalde de Barcelona), o el anfitrión Joan Ribó.

El encuentro lo ha inaugurado el regidor de Valencia, Joan Ribó. y el consejero de Hacienda de la Generalitat Valenciana, Vicent Soler. Las jornadas municipalistas se clausurarán el viernes con la firma de la Declaración de Valencia, un documento con las principales reivindicaciones de las grandes poblaciones españolas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Las ciudades son importantes y necesitamos tener una financiación adecuada. Ese es el gran objetivo de estas jornadas porque los municipios españoles tienen una financiación muy por debajo de lo que en principio la Constitución les asigna en cuanto a servicios y esta ha sido siempre una asignatura pendiente de nuestra democracia", ha declarado Ribó.

La cita cuenta con más de un centenar de asistentes, entre ellos la mitad alcaldes de capitales de provincia españolas, de otras ciudades con más de 200.000 habitantes que no son capitales y de municipios de la Comunidad Valenciana.

El fin es trasladar al Gobierno español y a la Federación Española de Municipios y Provincias la necesidad de modificar la Ley Reguladora de Haciendas Locales y la Ley Reguladora de Régimen Local con el fin de asegurar una financiación suficiente a los ayuntamientos de acuerdo a sus competencias.

Los alcaldes y concejales debaten la modificación legislativa para cobrar el IBI a entidades e instituciones de cualquier confesión religiosa de los inmuebles que no se dediquen a culto ni a la atención social y con los que hagan "negocio". Carmena se ha mostrado a favor de cobrar este impuesto a edificios que no se dediquen al culto. "Es necesario que haya homogeneidad en la tributación de todos los bienes", ha señalado, en consonancia con la postura del Ayuntamiento de Valencia.

También se somete a discusión la financiación y las trasferencias del Estado y de las Comunidades Autónomas y los presupuestos, con una propuesta para eliminar el plan de ajuste y las reglas de gasto impuestas por el Ministerio de Hacienda a las Administraciones Locales.

Las Administraciones Locales son las únicas con superávit presupuestario, según el concejal de Hacienda de Valencia, Ramón Vilar. "Solamente en 2015 los ayuntamientos españoles arrojamos 5.000 millones de euros de saldo positivo en nuestras cuentas", resume el edil. "Y a pesar de ello, somos las única administración que tanto para 2016 como para 2017 se nos exige un objetivo de déficit del 0%", subraya Vilar.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS