Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Antoni Estrany, pilar del galerismo barcelonés

Un infarto trunca una larga trayectoria entregada al arte contemporáneo y experimental

El galerista Antoni Estrany, en una imagen de archivo.
El galerista Antoni Estrany, en una imagen de archivo.

Acababa de llegar de Ciudad de México, donde había participado en la feria Zona Maco, la más importante de América Latina, y se estaba preparando para ARCOMadrid, que se inaugura la próxima semana. Nada, porque era así de incansable, dejaba presagiar el imprevisto fallecimiento de Antoni Estrany (Barcelona, 1943), uno de los galeristas españoles más reconocidos en el campo del arte contemporáneo, que falleció la noche del pasado lunes en su casa a causa de un infarto, según trascendió ayer.

Pese a que se le conocía sobre todo por Estrany-de la Mota, uno de los proyectos artísticos más internacionales de Barcelona, galería que inauguró en 1996 con su compañera Àngels de la Mota, llevaba más de 40 años en el mundo del arte, desde que en la década de los 70 empezó a colaborar con artistas como Sergi Aguilar o Robert Llimós y se incorporó a la galería Trece. Su capacidad de gestión, su visón vanguardista y su apoyo incondicional a la creación experimental le llevaron pronto a establecerse como marchante independiente. Por ello, a principios de los años 80 ya representaba artistas de la talla de Miquel Barceló sin ni siquiera contar con un espacio propio, una necesidad que se hizo patente con los años y que desembocó en la inauguración en 1990 de la Galería Estrany del pasaje Mercader, 18, que seis años más tarde se convirtió en Estrany-de la Mota.

Tal y como recoge el libro El galerismo en Barcelona, si hay un nombre que se identifica con la investigación y el arte experimental en Cataluña es el de Toni Estrany, cuyos artistas han obtenido un amplio reconocimiento en muestras y eventos internacionales, como las bienales de Venecia o Sao Paolo. En esa línea, a lo largo de más de 40 años de trayectoria ha trabajado con algunos de los creadores más destacados de la escena catalana, como Ignasi Aballí, Francesc Ruiz, Pep Agut, Antoni Abad y Alicia Framis; asimismo, también ha representado muchos extranjeros de primerísima fila, como Douglas Gordon, Thomas Ruff, Jean Marc Bustamante, Jonathan Monk, Patricia Esquivias y José Antonio Hernández Diez, entre otros.

“De joven, era la única galería en la que quería estar, para mí era la mejor, la más arriesgada, la de más calidad en su programa; formar parte de ella fue un sueño hecho realidad... Toni confió en mi trabajo desde una absoluta generosidad y me dio total libertad y confianza para desarrollarlo”, lo recordaba ayer el artista Francesc Ruiz. “Junto a Àngels formaba un tándem formidable en el que inteligencia, experiencia y riesgo producían siempre grandes ideas y soluciones en el desarrollo de los proyectos que llevaban a cabo; ha sido siempre un referente para mí, su sabiduría, su conocimiento, sus consejos... Lo voy a echar mucho de menos”, admitía Ruiz, que con su apoyo fue uno de los representantes de España en la Bienal de Venecia 2015.

También la Asociación Art Barcelona, de la que Estrany formaba parte, emitió ayer un comunicado lamentado su muerte, “una pérdida enorme para el galerismo catalán, español e internacional”. “Fue un marchante y un galerista apasionado, amaba descubrir nuevos artistas y dar a conocer los nuevos lenguajes del arte, sin concesiones a la moda o al mercado... Sus exposiciones han enriquecido el panorama barcelonés durante muchos años y nunca ha ahorrado esfuerzos en la proyección internacional del arte catalán”, aseguraba por su parte Joan Anton Maragall, presidente de Art Barcelona.

La noticia sorprendió al director de ARCO, Carlos Urroz, en Lisboa, poco antes de la presentación de este país en la feria madrileña. “Todos estamos en shock, también por lo inesperado de su marcha. Toni trabajó con muchos creadores portugueses. Fue un galerista muy importante por el entramado artístico español y para los artistas, que supo sostener desde el principio de sus carreras. Fue un valiente, no dudó nunca en apostar por un arte muy conceptual y poco comercial”, indicó Urroz, recordando que Estrany formó parte en varias ocasiones del comité de selección de ARCO.

Para este año, en línea con uno de los signos de identidad de la feria, Estrany había preparado un importante proyecto de sólo dos artistas, Richard Venlet e Ignasi Aballí, por el que apostó desde los inicios hasta el éxito actual.

El velatorio se celebrará el miércoles a partir de las 18 horas en el Tanatorio de Sant Gervasi de Barcelona y el funeral tendrá lugar el jueves a las 15.30 horas.