Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rechazo a una charla homófoba divide a Junts pel Sí

Solo una diputada del PDECat firma un manifiesto crítico en el Parlament, apoyado por los miembros de ERC y los independientes

La charla que el domingo ofrecerá en la Iglesia de Santa Anna de Barcelona el francés Philippe Ariño, homosexual declarado que promueve la castidad en las relaciones de pareja del mismo sexo, ha dividido hoy a Junts pel Sí en el Parlament. Una gran mayoría de diputados firmaron este jueves un manifiesto en el que rechazan “cualquier tipo de discriminación” e instan “a la organización de la charla”, la delegación de Juventud del Arzobispado de Barcelona, a “evitar dar espacio a planteamientos que atenten contra el derecho a la no discriminación”. Solo el Partido Popular y algunos diputados del Partit Demòcrata Europeu Català (PDECat) se negaron a firmar el texto que se remitirá hoy a la autoridad eclesiástica.

Todos los diputados —excepto los que ayer no se encontraban en la Cámara— de Ciudadanos, del PSC, de Catalunya Sí que Es Pot y de la CUP pusieron su rúbrica personal al texto. También lo hicieron los diputados de Esquerra y los independientes de Junts pel Sí. El PDECat se sumó más tarde a la iniciativa y firmaron todos sus diputados excepto Germà Gordó, Jordi Cuminal e Irene Rigau, en este último caso porque no estaba en el Parlament. El PP, no.

Fue en esa comisión donde surgió el martes la idea de redactar un texto de rechazo a la conferencia de Ariño —“escritor conocido por sus declaraciones en las que considera que las personas homosexuales no han de tener pareja y que manifiesta que la homosexualidad es un mundo de mentiras”, recoge el texto—. Ayer se estuvo trabajando y a la negativa del PP se sumaron las dudas del PDECat, según señalaron fuentes parlamentarias. Finalmente, la fórmula escogida fue la firma de Figueras como portavoz de la coalición de gobierno.

La charla ha levantado polémica. El Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales ha abierto un expediente informativo para determinar si la conferencia puede implicar una violación de la Ley catalana sobre homofobia y enviará un observador para comprobar que su discurso no incite al odio o discriminación hacia el colectivo LGTBI. El Front d'Alliberament Gai o la Asociación de Cristianos Gais y Lesbianas de consideran que el titular de la conferencia, el escritor francés Philippe Ariño, tiene postulados homófobos.

El Arzobispado mantiene que el acto se enmarca dentro de un ciclo de conferencias que se celebran “con el máximo respeto por la pluralidad y diversidad de puntos de vista”. En marzo pasado la diócesis vetó una conferencia del teólogo polaco y exsacerdote Krzysztof Charamsa, excomulgado por declarar su homosexualidad.