Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes quiere bajar más los impuestos regionales

La presidenta de la Comunidad de Madrid también ha anunciado su disposición a introducir "alguna bonificación" en el impuesto de sucesiones

Cristina Cifuentes reiteró ayer su intención de bajar los impuestos a los madrileños, a pesar de que otra comunidad, dijo, en referencia a la andaluza, “habla de armonizarlos cuando quiere [decir] subirlos”. La presidenta propuso recortar el tramo autonómico del IRPF e introducir bonificaciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones que alcancen a hermanos, tíos y sobrinos, cuando la coyuntura económica lo permita. Ciudadanos, su socio de investidura, aboga por un acuerdo fiscal entre regiones que garantice los servicios básicos.

Fotografía facilitada por la Comunidad de Madrid de la presidenta regional, Cristina Cifuentes. Ampliar foto
Fotografía facilitada por la Comunidad de Madrid de la presidenta regional, Cristina Cifuentes.

La oposición ha acusado a Cifuentes en múltiples ocasiones de haber convertido Madrid en una especie de paraíso fiscal debido sobre todo a la bonificación del 99% que se aplica al Impuesto de Sucesiones y Donaciones. El tributo prácticamente ha desaparecido en la región dentro del ámbito familiar (padres, hijos, cónyuges y parejas de hecho). El 1% restante se mantiene como mecanismo de control tributario.

Pero Cifuentes piensa que se le puede dar otra vuelta de tuerca, e introducir “alguna bonificación” más que llegue a los hermanos, tíos y sobrinos. No de forma inmediata, sino cuando la coyuntura económica lo permita, declaró ayer en la jornada Oportunidades de inversión en Madrid, organizada por elespañol.com.

Cifuentes abogó, al mismo tiempo, por reducir “todavía más” el tramo autonómico del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El tipo en la Comunidad de Madrid del tributo varía entre el 9,5% y el 21% en función de las rentas, frente al 9,5% y el 22,5% del tipo estatal.

Los grupos de la oposición en la Asamblea (PSOE, Podemos y Ciudadanos) se inclinan, sin embargo, por poner algún tipo de coto a las deducciones del impuesto de sucesiones, no para las clases medias o bajas, sino a las grandes fortunas.

Sin servicios asegurados

“Lo que está haciendo la presidenta es demagogia en una comunidad en la que hay servicios que no están garantizados, como el mantenimiento de juzgados u hospitales, por poner algún ejemplo”, sostiene Reyes Maroto, portavoz socialista de Economía en la Asamblea.

En opinión de Maroto, lo que está provocando la política fiscal del PP madrileño es una competencia desleal con otras comunidades, porque atrae a contribuyentes con la bonificación impositiva. El portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, se une a la petición de una armonización del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Mantiene que se deben garantizar los servicios básicos en toda España y, a partir de ahí, que se deje autonomía a las comunidades para gestionar los impuestos.

La presidenta regional criticó a alguna comunidad autónoma gobernada por el PSOE y situada “por debajo de Despeñaperros” que “habla de armonizarlos [los impuestos], cuando lo que quiere es subirlos”, en referencia a Andalucía, aunque no la mencionó expresamente.

La socialista Maroto considera que Cifuentes está utilizando el discurso fiscal para atacar a la comunidad que dirige Susana Díaz (PSOE).

Más información