Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía investiga si la explosión con 26 heridos en San Sebastián de los Reyes se produjo al manipular armas

El herido más grave por el estallido ha sido un vigilante de seguridad que colecciona armas

El edificio de San Sebastián de los Reyes donde hubo la explosión. Atlas

La Policía Nacional ha abierto una investigación para determinar si la explosión en la que resultaron heridas 26 personas en San Sebastián de los Reyes el pasado domingo se debió a que un residente del inmueble siniestrado estaba manipulando armas y munición. Las primeras pesquisas apuntan a que el herido más grave, un vigilante de seguridad de 60 años, estaba cargando cartuchos y que la pólvora utilizada pudo deflagrar de manera fortuita, causando graves daños en su vivienda y en la colindante.

La explosión se produjo a las 17.50 en el número 33 de la travesía del Socorro, en pleno centro de San Sebastián de los Reyes. La deflagración rompió los cristales de las ventanas del primer piso y dañó parte de la fachada. Algunos ladrillos y cascotes cayeron sobre los vehículos estacionados en los alrededores.

El herido de mayor gravedad fue un vecino de esa planta, un vigilante de seguridad aficionado a coleccionar armas. Las primeras investigaciones apuntan a que pudo estar manipulando pólvora para cargar los cartuchos de sus armas cuando se produjo el estallido. De hecho, la Policía Científica encontró ayer por la mañana útiles que suelen usarse en esa actividad. Los agentes hicieron una inspección ocular del piso, que los agentes municipales han precintado —al igual que los 15 restantes— hasta que se compruebe su estado.

Los especialistas encontraron tres armas largas (tipo escopeta) y dos pistolas, que están siendo investigadas para comprobar si el vigilante las tiene de manera legal. Cuando los agentes de la Policía Científica tengan los resultados de la inspección la remitirán directamente al juzgado que instruye el caso.

El herido grave fue trasladado al hospital La Paz con quemaduras de primer, segundo y tercer grado a causa del incendio desatado tras la deflagración. Eso ha impedido hasta el momento que el vecino sea interrogado y explique qué pasó. Los agentes esperan que se recupere en los próximos días para tomarle declaración. Además, los sanitarios atendieron a 10 personas por quemaduras leves e intoxicaciones por humo. Otros 15 vecinos fueron dados de alta en el lugar de los hechos.

El edificio no sufrió daños estructurales, según una primera valoración de los bomberos, por lo que los vecinos podrían entrar hoy mismo en sus casas, informa Efe. La onda expansiva tan solo afectó a algunos tabiques. Los técnicos municipales harán hoy una valoración más a fondo y si se confirmara ese diagnóstico se procedería a limpiar los escombros.