Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro ediles de Ahora Madrid exigen al Ayuntamiento disculparse con los titiriteros

Un manifiesto, firmado por casi 200 personas, y un nuevo pase de la obra recordaron este domingo la detención, hace un año, de dos titiriteros acusados de enaltecimiento del terrorismo

Los titiriteros, Alfonso Lázaro y Raúl García, el domingo en el Teatro del Barrio.
Los titiriteros, Alfonso Lázaro y Raúl García, el domingo en el Teatro del Barrio. EFE

Mauricio Valiente, Montserrat Galcerán, Pablo Carmona y Rommy Arce —todos parte del equipo de la alcaldesa Manuela Carmena (Ahora Madrid)— pidieron ayer, en un manifiesto firmado por unas 200 personas, al Consistorio que se excusase por denunciar a Alfonso Lázaro y Raúl García, titiriteros que fueron acusados, entre otros delitos, de enaltecimiento del terrorismo durante una representación dentro de la programación municipal del pasado Carnaval.

Los concejales del Ayuntamiento de Madrid Mauricio Valiente, Montserrat Galcerán, Pablo Carmona y Rommy Arce pidieron ayer al Consistorio que se excusase por la denuncia interpuesta el año pasado contra Alfonso Lázaro y Raúl García, los dos titiriteros que fueron acusados, entre otros delitos, de enaltecimiento del terrorismo durante la representación de La bruja y don Cristóbal, espectáculo dedicado al público infantil y representado, hace un año, dentro de la programación de Carnaval organizada por el Ayuntamiento. En un momento de la obra se mostraba una pancarta con el lema: “Gora Alka-Eta”.

“Consideramos imprescindible pedir explicaciones a los medios de comunicación y los partidos políticos que, con total irresponsabilidad, alimentaron la campaña de criminalización de los artistas”, dice el comunicado publicado ayer en el diario Público. Ambos fueron detenidos tras la representación y pasaron cinco días en prisión. Posteriormente, en junio de 2016, la Audiencia Nacional no vio enaltecimiento del terrorismo en la obra y archivó la causa. Por su parte, el Juzgado de Instrucción 46 de Madrid tampoco encontró delito de odio ni lesión de la dignidad de las personas en la representación por lo que cerró el caso de manera definitiva hace un mes.

“Un año después los tribunales han archivado definitivamente el caso”, remarca el manifiesto publicado ayer y suscrito por casi dos centenares de personas entre políticos, representantes de asociaciones vecinales, sindicatos así como miembros de la plataforma ciudadana Ganemos Madrid (dentro de Ahora Madrid, partido de la alcaldesa Carmena y que está formado por esta agrupación y Podemos). De hecho, los ediles municipales Valiente, Galcerán, Carmona y Arce forman parte de Ganemos. No es la primera vez que la agrupación se enfrenta a la alcaldesa o a una decisión del equipo de gobierno. Así, Ganemos exigió a Carmena no derribar el Taller de Artillería, edificio del siglo XIX; criticó al equipo municipal por la gestión de las demandas del colectivo Patio Maravillas con respecto a su centro social okupado y se mostró contrario a la denuncia que el Ayuntamiento interpusó contra los titiriteros el pasado Carnaval.

“Se demuestra que no había causa para tanto alboroto”, dicen en el manifiesto, “que todo fue un montaje en el que los medios de comunicación y los partidos que dicen defender la libertad de expresión [en referencia al PP, el PSOE y a Ciudadanos] abusaron de su situación de privilegio para calumniar sin pudor”. “El propio Ayuntamiento debería excusarse por la denuncia interpuesta”, concluye el manifiesto, “sólo así logrará restaurarse el honor y la dignidad de los falsamente incriminados y conseguiremos que no quede impune el desaforado linchamiento político y mediático de unos pretendidos delitos que nunca fueron tales”. Por otro lado, la plataforma M129, de la que forman parte los ediles Celia Mayer, Guillermo Zapata y Javier Barbero, también se ha pronunciado con respecto al caso de los titiriteros y han reconocido sentirse "corresponsables con lo sucedido en aquel momento y con el papel que el Ayuntamiento jugó en todo el proceso".

La publicación del manifiesto coincidió ayer —justo un año después de la detención de los artistas— con un nuevo pase de la obra en el Teatro del Barrio, en Lavapiés, donde hubo lleno absoluto. "Es un reestreno porque hemos introducido algunos cambios", explicaban los titiriteros días antes del estreno, "pero lo esencial de la obra, lo que nos llevó a la cárcel, se mantiene". Tras la obra, se celebró una mesa redonda sobre libertad de expresión en la que ha participado, entre otros, César Strawberry, cantante de Def con Dos y condenado por enaltecimiento del terrorismo y humillación de las víctimas escritos en Twitter. "Este es un momento distópico, peligroso para todos", ha dicho Strawberry, “están tratando de institucionalizar el miedo”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram