Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó: “El espacio urbano es para todo tipo de movilidad y hay que repartirlo”

El alcalde de Valencia dice que las molestias por las obras del anillo ciclista acabarán pronto

El alcalde Joan Ribó con el concejal Giuseppe Grezzi en el anillo ciclista en construcción.
El alcalde Joan Ribó con el concejal Giuseppe Grezzi en el anillo ciclista en construcción.

El espacio urbano de Valencia tiene que repartirse entre las diferentes formas de movilidad. El coche no puede ocuparlo todo."Es muy importante que entendamos que, por ejemplo, calles que tienen siete carriles compartan espacio con viandantes, ciclistas y transporte público", ha defendido hel alcalde de Valencia, Joan Ribó, tras visitar las obras de un tramo del anillo ciclista del centro de la capital.

Las obras, que está previsto se acaben antes de Fallas, provocan retenciones de tráfico en la ronda interior y malestar entre los ciudadanos. "Estamos en obras y eso supone más molestias", ha reconocido el regidor, que ha destacado que el carril bici tiene una función primordial que es articular y cohesionar la infraestructura ciclista de toda la ciudad, conectándolos con el centro urbano, de donde el Gobierno local está reduciendo la afluencia de vehículos.

"Cuando hacemos unas obras siempre se reduce la calzada. Pero se están haciendo a mucha velocidad y, como se dice popularmente, no se puede hacer una tortilla sin romper huevos. Algunas molestias son inevitables pero las obras no se alargarán tanto como el aparcamiento de la Ciudad de brujas, que duran siete u ocho años; se acabarán antes de las Fallas", ha garantizado Ribó.

Ribó considera la red ciclista una oportunidad para el turismo y para potenciar una economía emergente en Valencia, como son las tiendas de alquiler de bicicletas y otras auxiliares. "Mientras estamos haciendo  el anillo ciclista, estamos ampliando las aceras para que se pueda caminar y pasear mejor por el centro urbano y para articular los intercambiadores de líneas de la EMT", ha precisado. 

El anillo ciclista se está ejecutando al ritmo previsto y potenciará mucho la circulación sostenible por la ciudad, "que es un elemento esencial", ha insistido Ribó.

La construcción del anillo ciclista se adjudicó en el último trimestre de 2016 con un presupuesto de algo más de 680.000 euros. Discurre por la parte izquierda de la calzada, salvo a la altura del puente del Real, donde pasa a la derecha, y se dirige hacia la plaza de Tetuán. A su paso por la calle Colón, ocupa de nuevo el margen izquierdo.

Las obras arrancaron en noviembre y se ejecutan por tramos. El anillo restará en la mayor parte del trazado un carril a los vehículos privados. La anchura de este carril bici -bidireccional- es de 2,5 metros, es de asfalto, y va separado del resto del tráfico por separadores de carril.

Más información