Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont ante los cónsules: “Superaremos las amenazas”

El presidente de la Generalitat niega la existencia del diálogo anunciado por el Gobierno al cuerpo consular

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la recepción que ha ofrecido al cuerpo consular acreditado en Cataluña.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la recepción que ha ofrecido al cuerpo consular acreditado en Cataluña.

Hoy ha sido ante el cuerpo consular presente en Barcelona. En el tradicional encuentro que mantiene con él, el presidente Carles Puigdemont ha reiterado su intención de convocar este año un referéndum de independencia. "Superaremos las amenazas", con "garantías jurídicas" y, de ser necesario, sin el acuerdo del Gobierno central, del que ha censurado su "negativa unilateral y su obstinación cerrada".

No ha repetido el discurso de una semana en Bruselas, cuando reclamó a la comunidad internacional, entonces concretando en Europa, su implicación en la convocatoria de la consulta, pero sí ha dejado claro el mensaje que quiere que llegue a sus países: la convocatoria de la consulta y la negación de que exista diálogo, tal y como el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, transmitió hace una semana a los mismos cónsules presentes hoy en el Palau de la Generalitat.

Puigdemont no ha hablado de avances de convocatorias. Tan solo ha manifestado que su intención es que la consulta se celebre "como muy tarde" en septiembre y ha mantenido que la voluntad del Gobierno catalán es la de negociar, aunque "nos hemos propuesto convertirnos en un Estado independiente". Según lo manifestado ante los 60 cónsules presentes en el acto institucional convocado en el Palau de la Generalitat, el del referéndum será otra "prueba de estrés" y que el Gobierno catalán "superará las dificultades que vengan".

En su exposición, el presidente catalán ha destacado la posición económica de Cataluña y ha señalado que su fortaleza económica es similar a la de otros países europeos, como Suiza, Dinamarca y Austria. Asimismo ha señalado que Barcelona es la tercera ciudad que, pese a no ser capital estatal, tiene más cónsules, solo superada por Nueva York y Hong Kong.

La petición no ha obtenido respuesta de los miembros del cuerpo consular. Su decana, también cónsul general de Perú, Franca Lorella, ha evitado el debate secesionista y se ha limitado a exponer que "en la medida que a todos los ciudadanos de Cataluña les vaya bien, a nuestros representados les irá bien".

Lorella, consultada posteriormente por EL PAÍS, ha evitado hacer interpretaciones de las declaraciones efectuadas por Puigdemont: "Todo diplomático cumple la función de transmitir la información a nuestros países sin interpretarla".