EH Bildu plantea 68 actuaciones para la paz y la convivencia

La coalición 'abertzale' centra sus propuestas en la equiparación de víctimas y la situación de los presos

Representantes de EH Bildu presentan su plan de paz ante la escultura de la 'Paloma de la paz', en San Sebastián.
Representantes de EH Bildu presentan su plan de paz ante la escultura de la 'Paloma de la paz', en San Sebastián.JAVIER HERNÁNDEZ
Más información
Cinco años después. Ahora ¿qué?
Decenas de miles de personas exigen el acercamiento de los presos de ETA
Expresos de ETA piden la excarcelación “generalizada y anticipada” de los reclusos

La denominada "Solución vasca para la paz" que quiere poner en marcha EH Bildu pasa principalmente por lograr la equiparación en el reconocimiento de "todas las víctimas", aunque no cita explícitamente a los asesinados por ETA, y modificar la política penal y penitenciaria para mejorar la situación de los 348 presos de la banda. Estos dos ámbitos de actuación engloban más de la mitad de las 68 medidas que la coalición abertzale ha incluido en el citado plan de acción para lograr "un escenario de paz y convivencia normalizada".

El parlamentario de EH Bildu Arzuaga ha presentado este sábado el documento titulado Bakerako Euskal Konponbidea (Solución vasca para la paz) en un acto político, celebrado junto a la escultura Paloma de la paz, en San Sebastián, en el que ha estado acompañado por los dirigentes de Sortu, Akaitz Rodríguez y Marian Beitialarrangoitia; Pello Urizar y Unai Ziarreta, ambos de EA; Jon Iñarritu, de Aralar, además del alcalde de Rentería (Gipuzkoa), Julen Mendoza, entre otros.

Arzuaga ha asegurado que la propuesta de EH Bildu está "abierta al debate" entre personas, organismos e instituciones "que deseen contribuir a un escenario de paz". "Es hora de pasar de las palabras a los hechos", ha dicho el parlamentario independentista, quien ha asegurado que la aplicación de las 68 medidas que incluye el plan permitiría establecer "un escenario de paz justa, estable, con garantías".

Como argumentación general, EH Bildu considera "vital" la decisión de la banda terrorista de anunciar, hace más de cinco años, el fin de la lucha armada y critica la "actitud de cerrazón y obstruccionismo" de los Gobiernos español y francés. También constata que los partidos políticos se han dedicado este tiempo a "autojustificar" sus posiciones en lugar de buscar acuerdos y "abrir espacios de confianza mutua".

El plan de paz de EH Bildu divide sus acciones (68 en total) en tres bloques: "pasado con memoria", "presente en paz" y "futuro de convivencia democrática". Arzuaga ha señalado que estos últimos años "se ha avanzado en el reconocimiento, reparación y empatía hacia las víctimas", pero no se han dado los pasos suficientes en el desarme de ETA, la resolución de la situación de los presos y exiliados, y en la desmilitarización del País Vasco y Navarra. "Nuestra voluntad es equilibrar esos carriles", ha afirmado el parlamentario.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

EH Bildu plantea 11 acciones dirigidas a culminar el proceso de memoria histórica, centrada en las víctimas de la Guerra Civil del 36. Propone otras 20 medidas referidas a la "memoria contemporánea", sin hacer ninguna distinción entre las víctimas causadas por el terrorismo de ETA y el resto. Entre esas iniciativas pide impulsar una legislación que reconozca a las víctimas que no tienen aún esa condición, ayudas para investigar las torturas, la ceración de una base de datos de vulneraciones de derechos humanos o la redefinición del Instituto de la Memoria Gogora.

Seis actuaciones encaminadas a favorecer el desarme de ETA, otras 17 referidas a la política penal y penitenciaria, y otras seis sobre la desmilitarización conforman el apartado dedicado a la consecución de la paz. El documento se vuelca especialmente lograr una solución a los 348 presos de la banda, entre las que figura la reclamación de eliminar la Audiencia Nacional.

Finalmente, para alcanzar una convivencia normalizada, EH Bildu reclama un acuerdo para que las discrepancias y conflictos políticos se resuelvan por cauces democráticos, de modo que "todos los proyectos se puedan defender y llevar a la práctica en libertad y con arreglo a la adhesión mayoritaria ciudadana".

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS