El sector audiovisual exige menos política y más dinero en TV-3

Productores, directores, actores y el comité de empresa califican la salud del canal autonómico de “extremadamente grave”

Representantes de entidades de directores, actores, productores y trabajadores de TV, este martes, durante la presentación del manifiesto.
Representantes de entidades de directores, actores, productores y trabajadores de TV, este martes, durante la presentación del manifiesto.ALBERT GARCIA

El sector audiovisual catalán exige a la Generalitat un plan para reflotar la televisión autonómica, más presupuesto, y una gestión profesional de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) alejada de “los condicionantes del Gobierno y de los partidos políticos en la toma de decisiones”. Así lo han reclamado este jueves la práctica totalidad de entidades y asociaciones profesionales del sector, las cuales han dado un golpe sobre la mesa presentando un manifiesto que reclama medidas “urgentes” a la Generalitat en una situación que califican de “extremadamente grave”.

El texto, bautizado como “¡Más TV-3! Manifiesto para salvar la televisión pública y el audiovisual catalán” está firmado por once entidades, entre las que se encuentra la Associació d’Actors i Directors Professionals de Catalunya, la Acadèmia del Cinema, el Clúster de l’Audiovisual de Catalunya, el Comité de Empresa de TV-3, la Unión de Cineastas o los Productors Audiovisuals Federats (PROA). Además, la Universitat Ramon Llull o la Universitat Pompeu Fabra también apoyan el manifiesto. “Todos nosotros pensamos que estamos a punto de pisar una línea roja. TV3 está perdiendo audiencia, está a dos centésimas de dejar de ser líder. Creemos que se está dejando de lado la televisión pública que sustenta a trabajadores públicos y privados. Falta un modelo que nos sitúe de nuevo a todos”, ha afirmado Raimon Masllorens, presidente de la patronal PROA, en la sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Hace unas semanas una respuesta a una pregunta parlamentaria por escrito desveló que extrabajadores de TV3 con productoras propias copan buena parte de las compras de programas externalizados de la televisión de la Generalitat (ficción, entretenimiento y tertulias). Los datos mostraban una concentración de proveedores, que ha llevado a los siete primeros de una lista de más de 200 productoras a facturar 260,7 millones de euros entre 2005 y 2016, casi la mitad del total (el 43,5%).

Este hecho ya entonces recibió las críticas del sector por estar centrado en unas pocas compañías y de los trabajadores de TV3, que pidieron una apuesta por la producción propia. TV3 finalizó 2016 con un mínimo histórico de espectadores: Registró una cuota de pantalla del 11,4 % frente al 12,5 % del año anterior y consiguió mantenerse líder a un paso de Telecinco, que cosechó en Cataluña un 11,3 % de audiencia hasta el 1 de diciembre. En este sentido, los firmantes han reclamado una gestión profesional de la CCMA que “permita organizar mejor los recursos”, que priorice la producción de contenidos y que no esté politizada, han subrayado este jueves los representantes del sector.

“Nuestra televisión ha llegado a un punto límite como consecuencia de la reducción de ingresos publicitarios y los constantes recortes de los presupuestos públicos. Un punto límite donde resistir ya es completamente imposible: TV3 no está en condiciones de seguir manteniendo su oferta. Y, mucho menos, de seguir siendo competitiva”, desgrana el manifiesto. “La situación es tan grave y alarmante que se corre el riesgo de perder en poco tiempo todo lo que ha costado años levantar. Y, en un futuro inmediato, el sector también corre el riesgo de desaparecer”, añade el texto.

Los firmantes reclaman un nuevo plan estratégico y un nuevo modelo para la CCMA que implique volver a convertirse en el “motor” del sector, tanto para los profesionales públicos como privados. Desde 2010 a 2016 el presupuesto total ha pasado de 450,4 millones de euros a 307 millones. La partida dedicada a los contenidos y a la ficción se ha rebajado a la mitad, se han quejado Masllorens, la presidenta de la Acadèmia del Cinema Català, Isona Passola,  y Joel Joan, en representación de Productors Audiovisuals de Catalunya (PAC).

“Estamos en medio de la tormenta perfecta. Hay muchos más productos, canales y soportes. Hemos quedado obsoletos para competir. La sociedad y los hábitos de consumo han cambiado, menos TV3”, ha opinado Joan. El sector espera una respuesta de la Generalitat y unos presupuestos para este año más holgados. “La mesa que ha firmado el manifiesto es transversal. Si se quiere tener una televisión potente se debe priorizar, de la manera que se ha priorizado en sanidad y servicios sociales”, ha zanjado Passola sobre el sector audiovisual, en el que se estima que trabajan unas 11.000 personas en Cataluña.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50