Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maria de Medeiros, la sonrisa más dulce

La Filmoteca celebra cinco años en el Raval con un ciclo dedicado a la actriz

Maria de Medeiros en la presentación del ciclo de la Filmoteca de Cataluña.
Maria de Medeiros en la presentación del ciclo de la Filmoteca de Cataluña. EFE

La nueva temporada de la Filmoteca de Catalunya, que celebra su quinto aniversario asentada en el barrio del Raval, presenta su programación para este 2017 con ciclos sobre la Revolución Cubana, el comunismo ruso, o dos retrospectivas sobre los hermanos Dardenne y al creador barroco Eugène Green. Pero la encargada de inaugurar esta nueva temporada es la actriz Maria de Medeiros (Lisboa, 1965), protagonista de la retrospectiva El somriure més dolç, que ofrece la filmoteca durante los meses de enero y febrero. La también directora, guionista y cantante ha acudido este martes a la rueda de prensa del ciclo, en el que presenta 15 películas donde caben sus títulos más conocidos pero también pequeñas joyas desconocidas para la mayoría del público, entre ellas Viaje a Portugal (2011) que inaugura el ciclo, centrada en el trato inhumano que reciben los viajeros extracomunitarios cuando aterrizan en suelo europeo. “Me opongo a la idea de las fronteras, los artistas siempre las cruzaron”, aseguró la actriz, haciendo hincapié en la situación migracional actual. Otro de los títulos, concretamente el que inspiró para dar nombre al ciclo, es Entre deux inconnus (2015), dirigida por ella misma y por el escritor y filósofo Stéphane Zagdanski. Grabada por teléfono móvil, la cinta plasma la cotidianidad de la actriz en la ciudad de Barcelona a través de un intercambio de cartas entre los dos realizadores de la película.

Durante la presentación, de Medeiros ha abordado diferentes anécdotas dentro del mundo del cine. “Fue una experiencia nueva rodar en directo una escena con Geraldine Chaplin”, o su participación en la cinta de Tarantino Pulp Fiction: “Tengo muy buenos recuerdos de Pulp Fiction, realmente una película de autor y con un guion complejo y literario. Fue algo muy especial a nivel artístico". La actriz cuenta también que le encanta realizar proyectos con colegas y amigos como Guy Maddin en The Saddest Music in the World (2003). “Es una película de enorme universo creativo y fue una experiencia extrema rodar a -20ºC”. También conserva un buen recuerdo sobre Huevos de oro (1993), película de Bigas Luna: “Bigas me descubrió España, los idiomas. Todavía me enamora y me fascina. Le debo mucho”. “Siempre dejo dentro de mi un apartamento vació. Me pongo a disposición de los personajes y aprendo de ellos, pero sin pretender saberlo todo, respetando el misterio de cada personaje”, ha explicado al relatar su experiencia como actriz.

Conocedora de los problemas de la realidad más actual, apoya el discurso que ofreció Meryl Streep el pasado domingo en la gala de los Globos de Oro. "El rechazo no resuelve nada, el desconocimiento de la historia reciente nos lleva a repetir errores" declara de Medeiros.

De Medeiros en la Filmoteca

La actriz estará presente en algunas de las proyecciones del ciclo (11, 12, 13, 18 y 25 de enero) que se extenderá hasta el 10 de febrero. Toda la programación del ciclo en la web de la Filmoteca de Catalunya www.filmoteca.cat

Considerada en la actualidad como la actriz portuguesa con mayor proyección internacional, de Medeiros debutó como actriz en 1982 bajo la dirección de João César Monteiro en su film Silvestre. Ya en los noventa, se consolidó internacionalmente gracias a títulos como Henry & June (1990) de Philip Kaufman o Pulp Fiction (1994) de Quentin Tarantino, sumándose Manoel de Oliveira, Bigas Luna, Isabel Coixet o Teresa Villaverde, siendo algunos de los directores de las más de noventa largometrajes en los que ha participado la actriz. También ha probado suerte en el mundo de la música con álbumes como A Little More Blue o Pájaros eternos, no obstante, su faceta como directora y realizadora es una de las más desconocidas pero que más la llenan, destacando su trabajo Capitães de Abril (2000), que fue seleccionado para el Festival de Cannes.

Formó parte del jurado oficial del Festival de Cannes (2007), por lo que también conoce bien la relación del crítico con la obra de arte. “Ver cine juntos se ha perdido, y el placer de discutir una película también”. De cara al futuro, seguirá compaginando su faceta de directora con la de interprete, siendo uno de sus últimos como actriz la cinta española 100 metros (2016), de Marcel Barrena, además de estrenar en Francia una obra de teatro adaptación de Un amor imposible, y embarcarse en un proyecto teatral que abordará las nuevas relaciones familiares enmarcado en la sociedad brasileña actual.

 

Más información