Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona despedirá el año con un piromusical más espectacular que el de la Mercè

El Ayuntamiento guarda bajo llave la fórmula que empleará para dar las campanadas

El pasado año el espectáculo aglutino a 700.000 personas
El pasado año el espectáculo aglutino a 700.000 personas

La celebración de Fin de Año que lleva realizándose desde hace cuatro años en la avenida de Maria Crisitina de Barcelona no contará este año con ninguna actuación teatral. Los protagonistas de este año serán la luz, el agua, el fuego y el color. La forma cómo se representarán las tradicionales campanadas que darán paso al año nuevo -y que serán retrasmitidas por TV3- son todavía un misterio que los organizadores guardan bajo llave. Aún así,  la jefa del departamento de fiestas del Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB), Marta Almirall, advirtió este jueves: "Será un espectáculo que no se ha visto nunca en Barcelona”.

El gerente del ICUB, Valentí Oviedo, destacó que en esta ocasión “los protagonistas de la fiesta" serán los asistentes. "Queremos fijar los elementos característicos de la avenida Maria Cristina: las torres venecianas, las columnas, el Palacio Nacional o la Fuente Mágica como iconos de la ciudad”, aseguró. Sí se desveló que para los cuartos de esas particulares campanadas se utilizarán las cuatro columnas de Puig i Cadafalch y que el clímax llegará con un piromusical “que será mucho más espectacular que el de la Mercè”, según destacó Almirall.

El ICUB pretende crear un espectáculo similar al de otras capitales europeas que se fije en el imaginario de vecinos y turistas. Su coste será de 400.000 euros y se prevé que cerca de 70.000 personas disfruten de la despedida del año en directo.

La jefa del departamento de fiestas resaltó que a partir de las 21.30 del día 31, quienes acudan a la avenida de Maria Cristina podrán disfrutar de los “preliminares”. El periodista Jordi Turtós ha seleccionado un conjunto de piezas musicales donde la Fuente Mágica de Montjuïc será la protagonista al estar programada para diferentes coreografías siguiendo cada una de las melodías. Almirall adelantó que entre las piezas que se escucharán “habrá algunas melodías olímpicas". "Son coreografías que duran cinco minutos y que se harán en grupos de tres interrumpidas por algunos textos", añadió.

A las 23.30 se dará paso al preshow en el que comenzará un montaje musical, orquestado por Jordi Bonet y Marçal Cruz, que será el eje vertebrador del espectáculo. Durante este espacio se harán hasta tres ensayos de las campanadas con todo el público asistente en catalán, castellano e inglés. “Son días en que vienen turistas y queremos contagiar nuestra tradición”, resaltó Almirall.

Minutos antes de las campanadas, comenzará el espectáculo diseñado por Pirotecnia Igual. Las bandas sonoras serán la base sobre las que “actuarán” varias lanzadoras de fuego distribuidas por los dos laterales de la avenida Maria Cristina que se combinarán con otras lanzadoras ubicadas en el frente “dando la sensación de estar en medio de un correfoc”. El espectáculo irá in crescendo hasta que se culmine con las campanadas que darán paso al nuevo año.

El fuego y la música rodearán totalmente al público y el momento álgido serán las campanadas. Entonces tendrá lugar la enigmática sorpresa con mensaje incluido. Después de las campanadas, habrá un espectáculo piromusical “muy superior al de la Mercè. En el piromusical de la fiesta mayor de Barcelona se utilizan una tonelada y media de pólvora para un espectáculo de 30 minutos mientras que aquí utilizaremos una tonelada en diez minutos”, resaltó Valentí Oviedo.

Tras el piromusical, será el momento de una música que, según Almirall, “no animará al baile” para que los asistentes al espectáculo abandonen pacíficamente la zona.