Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae una familia de vendedores de droga que controlaba el sur de A Coruña

Utilizaban una empresa de compraventa de coches para blanquear el dinero de la venta de estupefacientes, principalmente cocaína

Operación Las Vegas en Melide. 

Cuatro presuntos narcotraficantes pertenecientes a una misma familia han sido detenidos por la Guardia Civil en una operación contra la venta y distribución de estupefacientes en el sur de la provincia de A Coruña, todavía abierta, en la que han sido intervfenidas sustancias por valor de más de 60.000 euros. La redada se desarrolló en las localidades coruñesas de Melide, Toques y Boimorto el pasado 22 de diciembre donde se realizaron registros en los domicilios de los detenidos y donde fueron localizados casi dos kilos de cocaína, además de otras pequeñas cantidades de marihuana y hachís preparadas para la venta.

Tras prestar declaración en el juzgado de Instrucción número 1 de Arzúa, que dirige las investigaciones, su titular acordó el ingreso en prisión sin fianza para los cuatro detenidos a los que se les imputan varios delitos relacionados con el tráfico de drogas y el blanqueo de dinero. El clan familiar controlaba en los últimos dos años la venta de drogas en toda la comarca de Arzúa y utilizaba una empresa de compraventa de vehículos para llear a cabo el lavado del dinero. Se estima que desde 2014, el grupo movió a través de esta sociedad más de 200.000 euros procedentes del tráfico de estupefacientes.

En la operación llamada Las Vegas intervinieron efectivos de la Guardia Civil de Santiago, Melide y Ordes. Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de abril a raíz de diversas pistas sobre grupos de distribuidores de sustancias, principalmente cocaína, que abastecen el mercado de la zona sur de la provincia. Un gran dispositivo coordinado desde Santiago pudo destapar el funcionamiento de este clan familiar “que dominaba los movimientos de droga de pequeña y media escala, empleando un alto nivel de seguridad y especialización”, por lo que se volvieron confiados y actuaban con total impunidad, según indicaron fuentes de la investigación.

Tras varios meses de seguimiento del grupo y la obtención de las pruebas bajo la coordinación del juzgado de Arzúa, los investigadores procedieron el pasado jueves a la detención de todos los miembros de la organización con el apoyo de varias unidades policiales como Usecic y Sir de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña y del servicio cinológico de Pontevedra.

Droga localizada por los agentes en el interior de un vehículo. ampliar foto
Droga localizada por los agentes en el interior de un vehículo.

Además de la droga incautada en los domicilios de los detenidos, los agentes localizaron dos armas de fuego que estaban escondidas en dobles fondos de una retroexcavadora. También se incautaron de seis vehículos y diverso material informático y de telecomunicaciones que utilizaba el grupo en sus desplazamientos, además de varios útiles para el envasado y corte de droga, y casi 5.000 euros en efectivo.

En la documentación intervenida al clan aparecen pruebas de la existencia de un entramado para el blanqueo de capitales relativos a los dos últimos años. Los detenidos, a los que se les imputa un delito de tráfico de drogas, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas, y pertenencia a grupo criminal, se enfrentan a penas de entre nueve y catorce años de prisión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información