Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont y Junqueras se dividen a partes iguales el aumento del gasto

Las consejerías del Partit Demòcrata salen ganando en el reparto de nuevos fondos para el próximo año

El Gobierno y los diputados de Junts pel Sí, en el Parlament.
El Gobierno y los diputados de Junts pel Sí, en el Parlament. EFE

El Gobierno catalán ha llevado al Parlamento unos Presupuestos de 2017 que permiten visualizar las demandas de la CUP, pero también el equilibrio existente en el Consell Executiu. Los trece departamentos de la Generalitat contarán el próximo año con 1.520 millones de euros más que en 2015, una cantidad que las consejerías controladas por el Partit Demòcrata Europeu Català y Esquerra Republicana se han repartido a partes iguales. Sale ganando la formación del presidente Carles Puigdemont, que en el cómputo global de la Generalitat controla menos recursos públicos que los del partido de Oriol Junqueras.

Hasta tres fuentes distintas próximas al Gobierno catalán coinciden en una afirmación: “Éste es el Gobierno de Junts pel Sí y no se diferencia entre un partido y otro”. Alguna de ellas, no obstante, admite la existencia de luchas entre unas consejerías y otras para conseguir más recursos, como sucede en cada debate dentro del Gobierno para lograr más dinero. Otras denuncian el poder del Departamento de Economía para decantar la balanza a favor de consejerías de ERC. Y todas coinciden en negar un acuerdo para hacer un reparto equitativo de la nueva liquidez que afloren la mejora de la economía y la imposición de nuevas figuras tributarias en las nuevas cuentas.

Casualidad o no, los Presupuestos presentados el martes, y que ahora inician su trámite parlamentario, muestran que las seis consejerías controladas por ERC se llevan 761,1 millones de euros más de lo que dispusieron en 2015, mientras que las siete restantes del PDECAT ganarán 759,8 millones de euros. El reparto beneficia a la formación que preside Artur Mas, cuyos departamentos contarán con un 8,2% más de recursos respecto a los Presupuestos liquidados de 2015, frente al alza del 6,4% de los republicanos. Esa evolución no recoge las proporciones de los volúmenes de gasto que controlan las consejerías de ambos partidos: 55,9% para ERC y 44% para el PDECAT, unas proporciones que en los Presupuestos fallidos para 2016 sí que se respetaban para calcular el incremento de recursos.

El peso mayoritario de los republicanos se debe a que controlan tanto el Departamento de Salud (el que más volumen de recursos absorbe, con 8.750 millones para 2017), como el segundo, el de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias (2.300 millones). El resto de sus consejerías, se quedan todas por debajo de los mil millones. Los antiguos convergentes, en cambio, controlan Enseñanza (4.771 millones) y tres consejerías con un peso presupuestario similar: Territorio y Sostenibilidad (1.668 millones), Empresa (1.274 millones) e Interior (1.246 millones).

En el año del referéndum, las dos consejerías que más recursos ganarán son la encargadas de convocarlo: Economía, controlada por Junqueras, y Asuntos y Relaciones Institucionales, pilotada por Raül Romeva. Ganan un 42,2% y un 87,71% respectivamente, aunque son dos consejerías que apenas suman 259 millones. Presidencia, la de Puigdemont, controlará 411,7 millones. Es la que menos crece, solo un 1,9%.