Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unesco declara las Fallas de Valencia Patrimonio de la Humanidad

La asamblea del organismo internacional hace público su veredicto en Etiopía

Remate de una de las fallas plantadas el pasado mes de marzo en la calle.

La fiesta del arte y el fuego ya es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La undécima asamblea de la Unesco ha hecho público su veredicto pasado el mediodía en la sede de la ONU en Addis Abeba, la capital de Etiopía. Una explosión de júbilo ha estallado en el Ayuntamiento de Valencia, donde el alcalde de la capital, Joan Ribó, y la fallera mayor de Valencia Raquel Alario, han dado rienda suelta a su alegría por el reconocimiento del organismo internacional a las fiestas de las Fallas. A ellos se han unido el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y la vicepresidenta Mónica Oltra.

El mundo fallero, en colaboración con las principales instituciones públicas valencianas han desarrollado durante los dos últimos años una intensa agenda para promocionar y dar apoyo a la candidatura de la fiesta popular valenciana, en la que están implicadas miles de personas entre falleros, artistas y pirotécnicos. Pero el camino se inició en 2011, cuando el Consistorio acordó iniciar los trámites.

Desde el pasado viernes hay instalada en la plaza del Ayuntamiento una etiqueta gigante, #FallesUNESCO, para que todo el mundo pueda hacerse fotografías con ella y difundirla por sus redes sociales. El Ayuntamiento diseñó incluso una campaña gráfica con motivo de la candidatura.

Para celebrar que la fiesta del fuego es Patrimonio de la Humanidad, la Junta Central Fallera (JCF), órgano de gobierno de la fiesta, ha invitado a la ciudadanía a sumarse a la plantà de una falla junto a las Torres de Serrano esta misma tarde.

Otros patrimonios

La inclusión hoy de las Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad prolonga una tradición, que se inició con la declaración de la Lonja de la Seda en 1996.

En esa ocasión la Lonja fue incluida en la lista del Patrimonio Mundial en la categoría de Bienes Culturales, en la que también se encuentra el Arte Rupestre Mediterráneo de la Península Ibérica, inscrito en 1998, que incluye 302 conjuntos artísticos de la Comunidad Valenciana, y el Palmeral de Elche (2000).

Las Fallas engrosan una lista formada por el Misteri d'Elx desde el año 2001, así como el Tribunal de las Aguas de Valencia (2009) y las Fiestas de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí (2011).

En octubre pasado, la secretaría de la Unesco anunció que las Fallas de Valencia entraban a formar parte de la lista representativa del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad al cumplir con las cinco condiciones o criterios que establece el organismo internacional.

La nominación, dijo entonces la Unesco, satisface criterios como su compatibilidad con los derechos humanos, la apertura a "cualquier grupo social", de cualquier edad, profesión y clase social, al tiempo que permite "una representación y participación de las mujeres en la planificación y la realización cada vez mayor".

El informe destacó la creatividad en las artes y oficios de la fiesta valenciana porque alienta y garantiza la continuidad de muchas habilidades y oficios, al tiempo que el uso de tintes satíricos, poemas y otras formas de literatura también pueden ser vistos como "una importante fuente de inspiración para que el patrimonio cultural inmaterial sea relevante en el mundo contemporáneo".

La Unesco subrayó entonces como las figuras, los ninots, aluden frecuentemente a problemas sociales: "Erigida en la plaza del pueblo, la falla se le prende fuego al final de la fiesta, que va del 14 al 19 de marzo, para simbolizar la llegada de la primavera, la purificación y el rejuvenecimiento de la actividad social de la comunidad. Mientras tanto, bandas de música desfilan por las calles, comidas al aire libre se llevan a cabo y los fuegos artificiales en escena".

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha celebrado también la elección: "Seguro que todos y, sin duda alguna, alguien que está allí arriba se alegrará por este reconocimiento", ha dicho en clara alusión a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, fallecida hace una semana.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha mostrado su satisfacción por la declaración y ha defendido que es un galardón "a nuestra cultura festiva". El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha añadido que este reconocimiento "une más a los valencianos, además de que es un revulsivo para nuestra internacionalización". En las Cortes Valencianas, donde hoy había pleno, el presidente de la Cámara ha interrumpido brevemente la sesión para informar de la noticia, que los diputados han recibido puestos en pie y con un cerrado aplauso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información