Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cuatro okupas que vivían en el cementerio de La Almudena

Los antidisturbios intervinieron cuando unas 50 personas cortaron la avenida de Daroca

Detenidos cuatro okupas que vivían en el cementerio de La Almudena

Cuatro personas han sido detenidas esta mañana en La Dragona -la casa okupa ubicada junto al cementerio de La Almudena,  después de que unos 50 integrantes de este colectivo cortaran la cercana avenida de Daroca. Sobre el local hay pendiente una orden desalojo. El incidente obligó a intervenir a los antidisturbios de la Policía Nacional. Hacia las 11.00 intentaron quemar neumáticos con gasolina e intentaron lanzar objetos a los policías cuando les empezaron a identificar. Los incidentes obligaron a intervenir a dos subgrupos -unos 16 agentes- de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Según han explicado fuentes policiales, alrededor de las once de la mañana unos 50 integrantes salieron del centro okupado con varios neumáticos y se dirigieron a la contigua avenida de Daroca, uno de los nudos más importantes de enlace con el cementerio, en el distrito de Ciudad Lineal. Allí rociaron las ruedas con gasolina y e intentaron prenderlas fuego. Al lugar acudieron dee inmediato dos furgones de antidisturbios, que detuvieron la acción. 

Cuando los agentes procedieron  a pedir los carnés de identidad a los congregados, comenzaron los altercados y la resistencia de los okupas. También les lanzaron algunos objetos, según fuentes policiales. Los antidisturbios repelieron la agresión y detuvieron a cuatro manifestantes, acusados de atentado contra agente de la autoridad y desórdenes públicos. No se registraron heridos.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha recordado que la concentración no había sido comunicada a su departamento y que la intención era causar problemas con la quema de neumáticos. Dancausa no ha visto relación entre el desalojo del Hogar Social Madrid, también ejecutado hoy,  y la actuación en La Dragona. "Siempre aplicamos la ley sin tener en cuenta la ideología. En el primero obedecemos a un juzgado de Madrid que emite una orden de desalojo y se ha desarrollado sin incidentes", ha destacado.

El Ayuntamiento negoció hace semanas con los okupas de La Dragona -que llevan ocho años en el edificio- sobre la orden de desalojo para este miércoles emitida el pasado 6 de octubre por la Dirección General de Patrimonio. Fuentes municipales indicaron en aquel momento que el desahucio no tendría lugar: "No se les desalojará porque estamos negociando y todo va por buen camino. Queremos que se constituyan como asociación para poder cederles el local de manera legal. La primera reunión fue el pasado jueves” explicó una responsable del Consistorio. 

El edificio okupado por La Dragona, donde antes se guardaban los archivos del cementerio y residía el sacerdote, lleva un año sin electricidad después de que la funeraria diese de baja la luz. Antes, por el inmueble pasaban unas 300 personas cada día para participar en las tareas culturales y sociales que los okupas organizaban. Había una biblioteca, un cine, un estudio de grabación, un gimnasio, cursos de informática, de percusión y de pintura o una tienda de ropa gratuita para los más necesitados.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información