San Sebastián 2016 censura obras de presos de ETA en una exposición

La capitalidad decide excluir materiales realizados por reclusos de la banda porque pueden "herir la sensibilidad de las víctimas"

Varias personas observan el papel de estraza que ocupa el lugar donde estaba previsto colocar obras hechas por presos de ETA.
Varias personas observan el papel de estraza que ocupa el lugar donde estaba previsto colocar obras hechas por presos de ETA.GORKA ESTRADA (efe)
Más información
San Sebastián 2016 analiza la violencia de ETA como “fenómeno político y cultural”
Silvia Costa: “El éxito de San Sebastián es haber respetado la dimensión europea de la cultura”

La polémica vuelve a salpicar a San Sebastián 2016. La capitalidad cultural europea, que trata de impulsar los valores de la convivencia, se ha visto de nuevo inmersa en la controversia por el veto que ha impuesto a los organizadores de una exposición que reúne trabajos realizados por personas recluidas en prisiones, psiquiátricos y asilos. Los comisarios de Giltzapekoak: notas sobre la reclusión, han denunciado este jueves que la Fundación San Sebastián 2016 ha retirado varias obras elaboradas por presos de ETA que iban a formar parte de la muestra porque podían "herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo".

El veto se ha conocido durante la presentación de la exposición, auspiciada por la capitalidad cultural donostiarra. Después de darse a conocer el contenido de la muestra, los comisarios Marion Cruza, Aitor Izagirre y Pablo Marte han solicitado intervenir en la rueda de prensa para leer un comunicado en el que han asegurado que algunos materiales que habían sido seleccionados para la exposición "han sido objeto de censura" por parte de San Sebastián 2016.

Marte ha reconocido que al comisariar una exposición "sobre el encierro y la exclusión" estaban trabajando sobre "un tema complejo", aunque ha afirmado que la censura que han recibido supone "un acto inadmisible y del todo contrario a cualquier código de buenas prácticas". El veto, ha añadido, "debilita y hace vulnerable el horizonte mismo de la exposición".

Pablo Berástegui, director de la capitalidad cultural, ha tomado la palabra acto seguido para explicar que San Sebastián 2016 ha decidido excluir las obras de los presos de ETA porque "podrían herir a las víctimas del terrorismo". "Han antepuesto la sensibilidad de las víctimas" a la "libertad de exhibición", ha señalado Berástegui, que ha puntualizado que las obras en cuestión "no tienen en su contenido nada que pueda herir", informa Efe. Preguntado sobre si la razón radica, por tanto, en la autoría de los mismos, Berástegui, al igual que los comisarios, ha eludido explicitar la autoría de las piezas.

Las obras realizadas por los reclusos de la banda terrorista eran una serie de dibujos, un cuadro y una película de vídeo. En el lugar donde iban las obras excluidas, los comisarios han decidido colocar unos papeles de estraza con la siguiente inscripción: "Obra censurada" en euskera y castellano.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, el diputado de Cultura de Gipuzkoa, Denis Itxaso (PSE), quien ha "hecho suyas" las declaraciones de Berástegui, ha incidido en que el problema "no es el contenido de las obras" y ha recordado que el lema de la Capitalidad es "cultura para la convivencia". "Hablar de cultura es hablar de justicia, de memoria y de empatía" y "la exhibición de algunos autores podría herir la sensibilidad" de las víctimas e "ir en sentido contrario" al propósito de DSS2016.

La capitalidad cultural donostiarra ya se vio envuelta en otra polémica con ocasión de la presentación, en abril de este año, de la exposición Tratados de paz, en la que se cita a ETA como un “fenómeno político, militar y cultural” al mismo tiempo, lo que suscitó una queja formal por parte del Ministerio de Cultura, patrono de la fundación.

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS