Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivado el proceso contra tres mandos policiales en el Madrid Arena

Los jefes de la Policía Municipal estaban investigados por falsedad en documento público

La titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel Nieto, ha dictado el auto de archivo del proceso abierto contra tres mandos de la Policía Municipal por supuesta falsedad documental en las órdenes de la fiesta de Halloween, celebrada el 31 de octubre de 2012 en el pabellón municipal Madrid Arena. Este fallo se produce casi dos meses después de que el exjefe de la policía, Emilio Monteagudo, fuera declarado inocente de los cinco delitos de homicidios de que era culpado por las acusaciones particulares.

El juez instructor del caso Madrid Arena, Emilio López-Palop, abrió una pieza separada al entender que podría haber una posible manipulación de las órdenes que recibieron algunos mandos, después de que produjera la tragedia en la que murieron cinco jóvenes de entre 17 y 20 años. El caso ha permanecido sin ningún tipo de instrucción en este periodo, a la espera de ver cómo acababa el principal, abierto contra 18 personas acusadas de los delitos de homicidio por imprudencia.

En la causa estaban imputados el entonces inspector jefe Emilio Monteagudo Parralejo, los inspectores Oskar Santos Tapia (responsable de Planificación) y el inspector Gerardo Rey (jefe de la Inspección Territorial) y el subinspector Emilio Rodríguez Corral. Todos ellos estaban por encima, en la escala de mandos, de la oficial responsable del distrito de Moncloa, Cándida Jiménez, que argumentó que le habían reducido el número de agentes pese a que la fiesta de Halloween era "de alto riesgo". Los mandos le recordaron que disponía de refuerzos del servicio de noche y de las unidades centrales de seguridad (UCES, los antidisturbios de la Policía Municipal de Madrid). En ningún momento pidió que hubiera mayor presencia para aumentar la vigilancia y la celebración del botellón en las afueras del pabellón municipal. 

La magistrada ha dictado un auto con fecha de 10 de noviembre en el que basa el sobreseimiento provisional de las actuaciones, tras ser informado por el Ministerio Fiscal de que no ve indicios de delito. La decisión no es todavía firme, ya que cabe recurso de reforma y subsidiario de apelación ante el propio juzgado y ante la Audiencia Provincial de Madrid. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram