Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sinfónica empieza a lucir a sus músicos

Con Diego Zecharies se inician las actuaciones de solistas de la propia orquesta con motivo de su 25º aniversario

La Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG) quiere celebrar sus bodas de plata agradeciendo a sus profesores el trabajo de estos 25 años. Para ello ha programado una serie conciertos en los que una docena de sus músicos actuarán como solistas de sus respectivos instrumentos. El primero de ellos se interpretará este jueves en el Centro Cultural Afundación de Vigo y el viernes en su sede del Palacio de la Ópera de A Coruña, la OSG, dirigida por Dima Slobodeniouk y con Diego Zecharies (Montevido, 1973). El solista de contrabajo de la formación tocará el Concierto para contrabajo de Eduard Tubin (Torila, Estonia, 1905).

Zecharies se formó en Montevideo, Jerusalén y la UDK (Universidad de las Artes) de Berlín, donde se graduó con las más altas calificaciones. Al tiempo, trabajó con la Mahler Jugendorchester, la Junge Deutsche Philharmonie y la Orquesta Mundial de Juventudes Musicales. Solista de la OSG desde agosto de 2002, colabora frecuentemente con orquestas como la Mahler Chamber Orchestra o la Orquesta Band-Art y ha sido invitado varias veces por el Ensemble les Dissonances de David Grimal o la Orquesta del Festival de Lucerna, donde fue dirigido por el fallecido Claudio Abbado.

Zecharies lleva a cabo también una intensa labor pedagógica y en este sentido se siente profundamente atraído por su trabajo en la Sinfónica, del que dice: “Aquí puedo tener tiempo para estudiar, para generar proyectos como ReSuena, que agrupa a 150 familias y más de 160 niños y niñas de todas las clases sociales de la ciudad en 2 orquestas sinfónicas infantiles y en un coro de manos blancas en colaboración con el colegio de sordos Ntra. Sra. del Rosario”.

Gracias a las condiciones de su trabajo en la OSG dice poder “gestionar" su cátedra en Montevideo, dirigir el Festival internacional de Contrabajo de Montevideo, que en 2017 tendrá su segunda edición, y "grabar en buenos estudios, con etiquetas que les interesa lo que un contrabajista puede ofrecer”. Aquí tiene, junto al compositor y también contrabajista Simón García, la dirección artística del Festival y Competicion Internacional Galicia Graves y ha podido “dar clases a muchos contrabajistas que hoy son muy buenos profesionales”.

Por si esto no fuera suficiente, explicar su arraigo en la ciudad en “poder ver crecer" a su hija "en una ciudad sana, segura, con el océano delante": "En pocas palabras, A Coruña me ha dado todo lo que necesito para ser siempre yo mismo y eso, para alguien que ha vivido, estudiado y trabajado en varios países y en varios idiomas, tiene un valor incalculable”.

En el programa de esta semana tocará el Concierto para contrabajo de Eduard Tubin, una obra en la que Zecharies ve un apunte autobiogáfico del autor estonio y en el que, entre otros, tiene los sentimientos y sensaciones de ver a este “en una lucha interna, con la angustia de sentir que escapar hacia lo desconocido era mejor que quedarse en casa, el drama de la explicación de esta aventura a la familia, la incomprensión de ésta, la sensación de fuerza tras la decisión, las dudas y plegarias, la odisea de la huida perseguidos por el Ejército Rojo y, por fin, el embarque en la nave que los llevará al país de acogida”.

El concierto de Tubin es una obra que transmite emociones al estar escrita en un lenguaje a la vez moderno y asequible. El programa completo incluye La edad de oro (suite), op. 22.a de Dmitri Shostakóvich, el concierto de Tubin, el Quinteto de viento nº 2 de Peteris Vasks y las Danzas de Galanta de Zoltan Kodaly. Tanto el concierto de Vigo como el de A Coruña darán comienzo a las 20.30 horas.