El Arenal Sound se queda en Burriana

El festival celebrará su octava edición consecutiva en el municipio castellonense en agosto

Asistentes a la última edición del Arenal Sound de Burriana.
Asistentes a la última edición del Arenal Sound de Burriana. MARTÍ DOMENECH

Tras una despedida de récord, la de la edición de 2016, la séptima, con más de 300.000 asistentes, pero marcada por la polémica burocrática que llegó a dejar en el limbo la celebración del festival y en el aire también su octava edición en Burriana, el Arenal Sound ha confirmado que regresará a esta localidad castellonense de casi 35.000 habitantes en 2017. Del 1 al 6 de agosto.

Más información
300.000 asistentes en el Arenal Sound más masivo
El Arenal Sound garantiza el festival a pesar de la denegación de permisos
La Generalitat avala la autorización del Arenal Sound

El Ayuntamiento de Burriana y la organización del festival más multitudinario de España han avanzado la noticia este viernes en sendos comunicados, que salen a la luz apenas una semana antes de que arranque la venta anticipada de entradas. Ambos han reconocido no obstante que quedan cabos sueltos, como la ubicación definitiva de los dos escenarios principales, y otros detalles por concretar que se anunciarán la próxima semana, esta vez junto al Consell, el tercer vértice del equipo negociador que ha trabajado para atar la nueva edición del Arenal Sound en la provincia. Una provincia que aglutina hoy por hoy tres de los grandes festivales de música del país: el Arenal Sound, el Festival Internacional de Benicàssim (FIB) y el Rototom Sunplash, también en Benicàssim, y que el año pasado atrajeron a un total de 720.000 personas.

El primer revés para el Arenal Sound llegó en plena fase de despegue, tras la denuncia vecinal presentada en 2013 por las molestias por ruido generadas por el festival. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) condenaba en noviembre de 2015 al ayuntamiento a pagar 18.000 euros a los vecinos afectados y obligaba al macroevento musical a buscar una nueva ubicación para alejar la zona de conciertos de la playa del Arenal. La misma que da nombre a la cita. La solución pasó por dividir en dos el recinto original y separar los dos escenarios principales dos kilómetros de la playa, donde sí se mantuvo la zona del Beach Club y la emblemática y mediática piscina.

La papeleta parecía solventada, pero al certamen todavía le esperaba el via crucis del mes previo al arranque de su edición de 2016. A principios del mes de julio, el Ayuntamiento de Burriana desestimaba la autorización del festival “por la falta de garantías y soluciones contras las molestias vecinales”. Alegaba que dos informes técnicos municipales y un tercero emitido por la Conselleria de Medio Ambiente proponían denegar los permisos porque “no tienen en cuenta la existencia” de hasta cuatro fuentes de ruido distintas a los escenarios. Finalmente, el ayuntamiento dejó en manos de la Generalitat la potestad de autorizar o no el certamen. Y el Consell dio luz verde.

La edición de 2016 se celebró, y superó las trabas con récord de asistentes (300.000), un impacto económico cercano a los 38 millones de euros y la creación de 3.500 empleos, entre directos e indirectos. Pero también plasmó las quejas por las incomodidades de los sounders ante la separación de escenarios y que la organización urgió solventar de cara a 2017.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hoy dos de las partes implicadas han confirmado que el festival regresará a Burriana, pero sin aclarar este último punto: la ubicación de las dos zonas de conciertos, una decisión que se tomará “más adelante”, han informado ayuntamiento y organización. Sí mantendrán las dos zonas de descanso para los asistentes en las playas del Arenal y la Malvarrosa.

El concejal delegado del festival en el Consistorio, Vicent Aparisi, ha aclarado que el acuerdo plasmado hoy “se debe al trabajo continuado de reuniones que hemos tenido con la empresa organizadora”. “Desde el mismo día de finalización de la pasada edición nos pusimos a trabajar codo con codo con la administración autonómica y la organización para conseguir el objetivo que siempre hemos tenido en el equipo de Gobierno, que el festival Arenal Sound se celebre en nuestra ciudad”, ha añadido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS