Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El COE plantea suspender los Juegos del Mediterráneo 2017 de Tarragona

Alejandro Blanco anuncia un posible retraso por las dificultades para cerrar el presupuesto y el alcalde busca la mejor solución

Imagen virtual del campo del Nàstic.
Imagen virtual del campo del Nàstic.

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, ha advertido este jueves de la posible suspensión de los Juegos del Mediterráneo Tarragona 2017. Blanco, que en otras ocasiones ya había apremiado al comité organizador para conseguir el presupuesto necesario y para ejecutar las obras de las instalaciones que aun están pendientes de construcción, ha anunciado, durante el Foro ED16 organizado por el diarioAsen Madrid, que los Juegos "quizá no sean" en 2017. Los Juegos del Mediterráneo deberían arrancar en Tarragona el próximo 30 de junio pero las obras de los equipamientos deportivos y la conclusión de los trámites para tener a punto la cita han estado plagados de percances y demoras.

El presidente del Comité Olímpico Español asegura que la celebración de los Juegos no está en peligro pero refiere que difícilmente se pueda cumplir el calendario previsto y que se retrasarán como mínimo un año. Blanco ha indicado que este próximo fin de semana la asamblea del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos pondrá sobre la mesa la opción de un cambio de fecha.

En junio pasado la ejecutiva del COE avisó que estaba vigilando "muy de cerca" lo que ha estado ocurriendo con la organización de los Juegos y Víctor Sánchez, secretario general del COE, calificó la situación como "seria y grave". Entonces, Alejandro Blanco cifró en "14 o 15 millones de euros" la cantidad que el comité organizador aun tenía pendiente de cerrar. El presidente del COE insistió en la necesidad de lograr el dinero en un plazo corto de tiempo y, en el mismo contexto, exigió la finalización de las instalaciones que deben acoger eventos deportivos. Blanco apercibió en junio que "sería un verdadero escándalo que a un año de los Juegos se suprimieran". A poco más de medio año para que arranque la competición, algunos equipamientos están en plena fase de obras y otros, como el centro acuático, están por empezar.

El alcalde de Tarragona y presidente del comité organizador de los Juegos, Josep Félix Ballesteros, ha rebatido insistentemente las manifestaciones de Blanco y asegura que "los Juegos están plenamente garantizados". Hace solo un par de semanas, en la presentación de las obras de remodelación del estadio del Nàstic, que deberá acoger las ceremonias de apertura y clausura, Ballesteros repitió que la llegada de una inyección de 9,8 millones de euros de parte de los fondos estatales estaba al caer.

En una sesión de la semana pasada en el Congreso de los Diputados, el Partido Popular votó en contra de una proposición no de ley para acordar un compromiso económico de 12 millones de euros para financiar los Juegos del Mediterráneo 2017. El PP es socio de gobierno del socialista Ballesteros en Tarragona.

En un comunicado hecho público este mediodía mediante el gabinete de prensa del comité organizador, Josep Fèlix Ballesteros rebaja el tono y abre la puerta a aceptar el aplazamiento. Admite ahora no disponer de "garantías absolutas para contar con la financiación necesaria" para cubrir el presupuesto y se pone a disposición del Comité Internacional de los Juegos del Mediterráneo para "buscar la mejor solución".

Más información