Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bloque independentista crea el embrión de un parlamento paralelo

La Asociación de Municipios por la Independencia acelera la constitución del ente por la judicialización del proceso soberanista

Imagen de archivo de una concentracion convocada por la AMI. Ver fotogalería
Imagen de archivo de una concentracion convocada por la AMI.

La Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) se reunirá hoy de forma extraordinaria para “crear e impulsar” el que será el embrión de la Asamblea de Cargos Electos, una suerte de órgano de crisis que tendría que relevar a la Generalitat o al Parlament si fueran suspendidos. La AMI —representada por alcaldes y concejales sobre todo de PDECAT, ERC y la CUP— ha avanzado un mes su decisión de poner en marcha ese “representante legítimo” ante el auge de casos judiciales que afectan a representantes electos en Cataluña por actos de desobediencia a los tribunales vinculados con el proceso independentista.

La Asamblea de Cargos Electos es un organismo cuya creación figura en la hoja de ruta para 2016 y 2017 de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), entidad que está al corriente e incluso ha bendecido el paso dado por la AMI. En ese documento se afirma que “en caso de necesidad, la máxima representación legítima e institucional de Cataluña para completar el proceso de independencia, incluyendo la capacidad para proclamar la independencia de Cataluña y la convocatoria inmediata de elecciones constituyentes” recaería en ese ente de cargos electos. Fuentes de la AMI aseguraron ayer que solo se activaría en caso de “gran crisis institucional”.

Lo que la Asociación de Municipios por la Independencia aprobará crear hoy —dirigentes del PDECAT y de ERC desconocían ayer por la tarde la iniciativa— será la creación de un registro de cargos electos, en el que se podrán inscribir de forma voluntaria tanto alcaldes como concejales y diputados del Parlament, del Congreso, del Senado (siempre y cuando sean electos y no por designación) y del Parlamento Europeo (tendrán derecho aquellos que hayan nacido en Cataluña). La intención es que una vez creado ese registro y una vez acreditada la condición de miembro electo se pueda constituir la asamblea en el caso de ser necesaria en un plazo de 24 horas. El desarrollo del calendario no bajará de los dos meses.

Los llamados a formar el ente

9.077 concejales (Se incluyen los alcaldes)

135 diputados del Parlament.

47 diputados del Congreso.

16 miembros del Senado. Se contabilizan los escogidos por elección directa, no los designados por el Parlament.

8 eurodiputados. En este caso, al celebrarse las elecciones por circunscripción única, solo podrán inscribirse los nacidos en Cataluña.

El calendario original que utilizaba la AMI situaba la constitución de la asamblea el próximo 19 de noviembre. La concentración de procesos judiciales contra cargos electos catalanes vinculados al proceso independentista catalán ha precipitado el avance casi un mes del movimiento de la asociación que agrupa a unos 800 municipios catalanes. Entre esos casos se encuentra la apertura de una vía penal contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por permitir una votación que el Tribunal Constitucional reclamó abortar, pero también la imputación de seis ediles de Badalona por abrir el Ayuntamiento durante el 12 de octubre —Día de la Hispanidad— y la acusación por un delito de sedición del concejal de Vic Joan Coma.

Un portavoz de la AMI señaló ayer que hay en juego un “choque de legitimidades” que enfrenta a jueces con concejales y diputados. Es por ello que se prevé que la asociación haga una llamada a inscribirse en el registro a todos los cargos electos que quieran, sean del partido político que sean. En la asociación hay miembros de las formaciones independentistas, pero también hay concejales de Iniciativa per Catalunya y de Més. La elección de la presidencia de esa asamblea recaería sobre quien decidiera el propio organismo.

A la espera de Barcelona

Un miembro de la dirección de la AMI celebró la decisión de avanzar el proceso para acompañar en un momento de especial tensión institucional al Gobierno de la Generalitat. “Es un paso necesario”, señaló, tras indicar que la constitución de ese parlamento paralelo es “reclamado” por una buena parte de los cargos electos catalanes.

La organización inicia el trámite antes de que el Ayuntamiento de Barcelona haya decidido si el municipio entrará en la asociación. Su alcaldesa, Ada Colau, pretendía hacer una consulta ciudadana para decidirlo.