Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu pide prisiones y una justicia propia en la apertura del año judicial

La izquierda abertzale asiste por vez primera al acto que presidió Juan Luis Ibarra

El fiscal Superior, Juan Calparsoro saluda a Urkullu en presencia del presidente del Superior, Juan Luis Ibarra

El lehendakari, Iñigo Urkullu, quiere la transferencia de prisiones y no va a cejar "en la legítima aspiración de una administración de justicia propia". Urkullu lo ha dicho en Bilbao, en el atrio del Palacio de Justicia y ante una representación de los jueces y de la administración del Estado durante la apertura del año judicial que ha presidido el máximo representante del Superior vasco, Juan Luis Ibarra. Por vez primera ayer asistieron dos representantes de la izquierda abertzale al acto, y entre ellos la abogada Jone Goirizelaia.

En su intervención, Urkullu ha asegurado que el Ejecutivo autónomo inicia la nueva legislatura "con ilusión y compromiso", y ha destacado que "se vive un nuevo tiempo político que exige altura de miras". "Necesitamos abrir un nuevo espacio que posibilite un diálogo constante, imprescindible para alcanzar acuerdos estables, colaboración permanente para no incurrir en disfunciones, y respeto mutuo imprescindible para crear un clima de confianza", ha manifestado. El PNV busca apoyo en el PSE para afrontar una legislatura estable, pero también en EH Bildu y Podemos para ir más allá en el modelo de país que lo que se ha avanzado en la pasada legislatura.

En ese contexto, ha destacado la necesidad de la transferencia en materia de Instituciones Penitenciarias, "recogida explícitamente en el Estatuto de Gernika" y ha considerado una buena ocasión para "volver a poner sobre la mesa" la necesidad de adecuar el actual marco competencial en materia de Justicia a la realidad política del autogobierno vasco. "No vamos a cejar en el empeño, y vamos a seguir trabajando para lograr dar respuesta a la legítima aspiración de contar con nuestra propia Administración de Justicia", ha añadido. Una aspiración que, según ha dicho, es perfectamente compatible con una actuación presidida por el diálogo y la lealtad para prestar "el mejor servicio a la ciudadanía".

No es la primera vez que lo plantea. En enero de 2015 lo reivindicó en Madrid en un desayuno informativo. Entonces reclamó una nueva relación con España en un "Estado plurinacional" en el que además de un "poder judicial territorial", que complete el Estatuto de Gernika, reclamó la proyección exterior de Euskadi, la institucionalización de las revelaciones con Navarra y la bilateralidad efectiva entre las instituciones vascas y las españolas.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha hecho un llamamiento a combatir "las situaciones de desigualdad" que se producen en materia de eficiencia en los distintos Juzgados vascos, mediante la creación de tribunales instancia e instrumentos para redistribuir la carga de trabajo". Un mecanismo con el que pretende evitar que los ciudadanos sigan "expuestos al azar de una Justicia a distintas velocidades".

Por su parte, el fiscal Superior, Juan Calparsoro, ha asegurado que el ministerio público se marca "como retos la lucha contra la violencia machista, las agresiones y abusos sexuales que tanta alarma justificada generan, con el auxilio de la policía judicial, especialmente la Ertzaintza, porque una sociedad igualitaria no puede permitir ni un solo acto de esta naturaleza". En este sentido, ha apuntado que "el avance social y político debe reflejarse en la vida de mujeres y hombres de cualquier edad y condición, y también a través de las redes sociales". "Es un reto que demanda la sociedad al que debemos responder con eficacia", ha apuntado, ante la imposibilidad de acabar con la corrupción, solo con instrumentos judiciales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información