Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Supercopa de Catalunya, un derbi rebajado

El Barça solo convoca a seis jugadores del primer equipo para medirse al Espanyol

Aleix Vidal y Paco Alcácer, durante un entrenamiento del Barça.
Aleix Vidal y Paco Alcácer, durante un entrenamiento del Barça. EFE

El Barcelona se presentará este martes en el Nou Estadi de Tarragona (21.30 horas, TV3) para enfrentarse al Espanyol por la Supercopa de Catalunya, con solo seis jugadores del primer equipo. André Gomes, Denis Suárez, Masip (todavía no ha debutado en un partido oficial en lo que va de curso), Mathieu, Paco Alcácer y Arda Turan, que recibió el alta médica tras perderse el duelo ante el Valencia por un golpe en el codo. Aleix Vidal, descartado por Luis Enrique en ocho de los 14 encuentros que ha disputado el Barça en esta temporada, no estará en el derbi como consecuencia de una lesión en el aductor de la pierna derecha.

Vidal se suma a la enfermería del Barcelona, en la que se encuentran Iniesta, Rafinha, Cillessen, Piqué y Jordi Alba. Ausentes Messi y compañía, Luis Enrique sumó a 12 jugadores del filial: José Suárez, Nili, Marlon, Moisés, Sarsanedas, Aleñá, Carbonell, Gumbau, Mujica, Palencia, Alfaro y Martínez. “Entiendo perfectamente la convocatoria del Barça”, sostuvo Quique Sánchez Flores, técnico del Espanyol; “solo hace falta ver de dónde vienen y hacia dónde van, ellos miran por su futuro. Priorizan. Es algo lógico y normal”. Sánchez Flores, por su parte, contará con tres jugadores del segundo equipo: Melendo, Marc Roca y Aarón. Mientras que Melendo debutaría con el primer equipo, Roca y Aarón ya han jugado ocho y tres partidos en La Liga, respectivamente.

“La Supercopa nos servirá para ver cosas. Tenemos una plantilla de 22 jugadores y esta competición nos irá muy bien para ver cómo compiten los futbolistas que de momento no están disputando demasiados minutos, pero de los que tenemos la sensación que se entrenan bien”, aseguró Sánchez Flores. La Supercopa de Catalunya será una oportunidad para Víctor Álvarez, el único de la plantilla blanquiazul que todavía no se ha estrenado en partido oficial.

“A nuestra afición siempre le gusta ganarle al Barcelona pero este partido es lo que es, tampoco vamos a magnificar nada”, explicó Sánchez Flores, que no se mostró muy conforme con el sistema de la Supercopa, que tendrá en Tarragona su segunda edición; la primera, en 2014, se quedó en manos del Barça de Luis Enrique. “Si lo que se quiere es que Espanyol y Barcelona lleguen a la final, este es el mejor formato. Si se quiere competir para conocer el mejor nivel, hay otros. No estoy enamorado del formato y de la competición, en el momento en que juegan los suplentes y jugadores del filial. Y si no estoy enamorado yo, supongo que los aficionados tampoco”, concluyó el entrenador del Espanyol.

Más información