Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delegado del Mobile y el dibujante de Mortadelo, Ramblistas de Honor

John Hoffman anuncia: "Tenemos muchos más años para construir, en Barcelona, más éxitos"

El presidente Carles Puigdemont con el delegado del Mobile World Congress, John Hoffman.
El presidente Carles Puigdemont con el delegado del Mobile World Congress, John Hoffman.

John Hoffman, el consejero delegado de la GSMA, la asociación impulsora del Mobile World Congress (MWC), ha sido galardonado este miércoles como Ramblista de Honor por la asociación Amigos de La Rambla. Durante su discurso en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona Hoffman ha anunciado: "Tenemos muchos más años para construir, en Barcelona, más éxitos".

Desde que el año pasado la huelga de Metro complicara la movilidad durante los días del MWC sobrevuela la duda de si el congreso de telefonía abandonará, en un futuro, la ciudad. Hoffman se ha reunido con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aunque nada ha trascendido del encuentro. Después de la reunión con Puigdemont, ha recibido el galardón y ha recordado que la primera vez que paseó por la Rambla "fue en 1992" y que, ya entonces, el paseo le "enamoró". El consejero delegado ha recordado que el MWC se instaló en la ciudad en 2006 y que en estos 11 años ha tenido un número récord de asistentes: "Espero que el próximo 2017 sea espectacular". El MWC tendrá lugar del 22 al 25 de febrero en el recinto ferial de Gran Vía de l’Hospitalet.

Los Amigos de la Rambla llevan desde 1962 entregando el galardón de Ramblista de Honor a las personalidades o instituciones que hayan contribuido a promover el prestigio de la Rambla. Junto a Hoffman ha sido condecorado el creador de Mortadelo y Filemón, Francisco Ibáñez, la Fundación Tot Raval y las embarcaciones de Las Golondrinas. Ibáñez en su discurso ha recordado una Rambla donde ha colocado "en innumerables ocasiones a Mortadelo". Muy emocionado, Manuel Roca, el gerente de Las Golondrinas ha rememorado los 128 años de historia de la empresa que fundó su familia. La entidad Tot Raval ha defendido su labor y la Rambla como eje de unión de Ciutat Vella.

La polémica la ha incendiado el periodista Arturo San Agustín que durante el discurso introductorio a la entrega de premios ha cargado contra el gobierno de Colau – mientras presidía el acto el primer teniente de alcalde Gerardo Pisarelo. San Agustí ha comenzado asegurando: "Sospecho que Colau había prohibido mi entrada en el Ayuntamiento". Acto seguido ha descrito, de forma muy personal, una Rambla en la que ha resaltado los "ciclistas, que son una especie protegida". Después ha cargado contra los vendedores del top manta y ha mantenido que "el espacio público es de todos y por eso debemos defenderlo". "La Rambla es siempre sincera, por eso no nos gusta a algunos barceloneses, allí está el mundo y no en la ONU. Y eso hay que decírselo al nuevo secretario portugués, quizás se lo haya dicho Colau", ha ironizado. En su discurso también ha mantenido que la Rambla es "la calle más alegre del mundo". "Ojalá los políticos se tomen en serio la Rambla", ha concluido.

En su discurso, el nuevo presidente de los Amigos de la Rambla, Fermín Villar, ha pedido más agentes de la Guardia Urbana y más "agentes cívicos con capacidad sancionadora". "Desde los Amigos de la Rambla queremos hacer de la Rambla el quinto barrio del distrito de Ciutat Vella", ha concluido.