Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento reitera a la cooperativa de Cuatro Caminos su rechazo a derribar las cocheras

Los representantes del Área de urbanismo creen que la última propuesta no subsana las deficiencias detectadas

Las cocheras de Cuatro Caminos, en Madrid.
Las cocheras de Cuatro Caminos, en Madrid.

El Ayuntamiento reiteró este viernes su negativa a derribar las antiguas cocheras de metro de Cuatro Caminos, tal y como proponen las familias de cooperativistas de Residencial Metropolitan para edificar en la zona 443 viviendas (una por cada socio). El Consistorio mantuvo su posición expresada en mayo, al considerar que los edificios incumplirían el Plan General de Ordenación Urbana. Según los representantes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, la última propuesta de los cooperativistas no subsana las deficiencias detectadas.

En la comisión permanente del Área de urbanismo, una funcionaria respondió a las preguntas de la oposición sobre este punto, y reiteró que las variaciones al plan original propuestas por los cooperativistas de Residencial Metropolitan no subsanan las deficiencias por las que el gobierno municipal pretende archivar la iniciativa.

Según el Consistorio, el proyecto solo podría ser aceptado si definiera "dos parcelas superpuestas, una superior de zona verde y una inferior de cocheras" que cumpliera con la definición de "planta bajo rasante" que consignan las normas del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El gobierno municipal se opuso a este proyecto por considerar que incumple el PGOU y que es Metro de Madrid quien debe rectificarlo.

La cooperativa promotora del proyecto de construcción de las 443 viviendas compró en 2014 a Metro de Madrid por 88,32 millones de euros los terrenos. Se trata de una parcela de 40.000 metros cuadrados entre las calles de Pablo Iglesias y Bravo Murillo y la avenida de Reina Victoria. Sobre ese suelo, la cooperativa proyectó construir tres edificios residenciales (incluida una torre de 25 plantas), otro de oficinas y otro para la Administración.

Ante la imposibilidad de continuar con la tramitación de la iniciativa de Metropolitan, el Área de Desarrollo Urbano Sostenible inició los procedimientos para archivarla.

Posteriormente, a iniciativa de la gestora de la cooperativa, se celebró una reunión entre los técnicos del Consistorio y los representantes de Residencial Metropolitan. En estas reuniones fueron presentadas algunas "variantes" que, según afirmó la funcionaria este viernes, "no subsanan todas las deficiencias" apuntadas por el gobierno local.

El objetivo del Ayuntamiento, agregó esta técnica, es alcanzar una ordenación que, sin lesionar legítimos intereses de los cooperativistas ni la funcionalidad de las instalaciones de Metro, permita que las nuevas dotaciones tengan estándares de calidad similares a los que garantiza el plan general para toda la ciudad.

Polémica entre ediles

La polémica estalló cuando el concejal del Partido Popular José Luis Martínez-Almeida reprochó durante la comisión que no fuera el responsable del Área, José Manuel Calvo, a responder a las preguntas de la oposición, sino que se encargara del tema una funcionaria municipal. Martínez-Almeida tildó de "indignidad" la decisión del concejal Calvo. Invocó la Constitución y aseguró que el PP utilizará todos los medios jurídicos a su alcance para impedir la resolución que dictará el Consistorio, "porque no puede permitir que se ría de las familias".

El delegado de urbanismo, Calvo, intentó contestar al concejal del PP durante otro turno de preguntas, pero el presidente de la comisión le impidió desviarse de la cuestión que tenía que debatir en ese momento, al considerar que el edil ya había perdido la oportunidad de intervenir personalmente sobre el asunto de las viviendas de Cuatro Caminos.

Una asociación defiende el valor cultural de las cocheras

La plataforma Salvemos Cuatro Caminos ha decidido recurrir la resolución de la directora general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini, de no considerar a las Cocheras de Cuatro Caminos como Bien de Interés Cultural.

Desde la plataforma han determinado tomar esta acción porque, según argumentan en la web Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, "consideran insuficientes los argumentos expuestos por la dirección general".

La asociación defiende que la decisión de Patrimonio de negar la autoría al arquitecto, Antonio Palacios, y otorgársela en exclusiva al ingeniero José Valentí de Dorda es un error. Salvemos Cuatro Caminos sostiene que la obra es de autoría conjunta, así como reconoce la participación de otros ingenieros.

Los integrantes de esta plataforma también insisten en la posibilidad de compatibilizar la conservación de la parte más importante de las cocheras, con "un plan urbanístico más sensible a la construcción y que otorgue al lugar un valor propio". Y recuerdan a Patrimonio que su función siempre debe "estar por encima del interés particular" y defender por encima de todo el Patrimonio Histórico Español.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información