Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así son las ciudades sostenibles que quiere Europa

Los proyectos de seis municipios madrileñas recibirán 30 millones de fondos de desarrollo regional

Antigua fábrica de GAL en Alcalá de Henares.
Antigua fábrica de GAL en Alcalá de Henares.

Uno de los grandes retos del siglo XXI es sin duda convertir las ciudades —esos sitios en los que ya se concentra más de la mitad de la población mundial y donde vivirán dos tercios en 2050, según los cálculos de la ONU— en espacios más ordenados y sostenibles, menos hostiles y más vivibles. El objetivo está más que identificado por los organismos internacionales, pero en ocasiones cuesta visualizar qué significa eso en la práctica. Pueden ayudar sin duda a entenderlo los seis proyectos de otras tantas localidades madrileñas de más de 20.000 habitantes que recibirán, entre todos, algo más de 30 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) dentro de un programa de desarrollo urbano sostenible (en toda España se van a financiar con 709 millones 83 estrategias). Las localidades de Rivas, Parla, Torrejón de Ardoz, Boadilla del Monte, Alcalá de Henares y Aranjuez pondrán la otra mitad del dinero para desarrollar sus estrategias hasta 2022.

Aprovechar la tecnología para hacer la vida de las urbes más fácil, fomentar los transportes no contaminantes (casi todos los planes incluyen carriles bici o servicios de préstamo), las energías renovables y la gestión sostenible de residuos, así como la integración social acercando y mejorando las áreas más dispersas y degradadas son los principales objetivos en torno a los cuales giran las propuestas de los municipios seleccionados. Se trata de propuestas abiertas en cuya concreción final se prevé que haya una fuerte participación ciudadana (era un requisito básico de la convocatoria). Cada uno de ellos, en todo caso, tiene sus propias señas de identidad.

Repensar los polígonos industriales.La mayor partida de la subvención europea (6,5 millones) se la lleva Alcalá de Henares (198.000 habitantes). Su plan gira en gran medida en torno a sus numerosas áreas industriales, esos 28 polígonos que marcan la fisonomía de la ciudad y sus retos económicos, sociales y medioambientales. “Muchas grandes empresas han salido del municipio durante la crisis, se han perdido un millón de metros cuadrados de suelo industrial en los últimos años y la mayoría de los polígonos son hoy de pequeños propietarios que necesitan nuestro apoyo” explica el alcalde, Javier Rodríguez Palacios. Así, el plan incluye medidas de mejora de los polígonos degradados con instlación de fibra óptica, rehabilitación de los accesos y sus viales o descontaminaciones. A la vez, pretenden mejorar la convivencia entre zonas industriales y residenciales, sobre todo, las más cercanas, como los barrios del humilde distrito II de la ciudad. Habrá más carriles bici y peatonales que unan los ejes principales de acceso a los polígonos y rehabilitación de edificios emblemáticos que sirvan de polos de revitalización de los barrios, por ejemplo, el de la antigua fábrica de las perfumerías Gal.

Tecnologías para cuidar el patrimonio. En el caso de Aranjuez (58.00 habitantes), el proyecto recibirá 6,4 millones de euros. Su estrategia contempla rehabilitaciones de barrios, equipamientos sociales o la mejora del transporte urbano, pero en una ciudad declarada por la UNESCO “lugar de excepcional valor universal”, el cuidado del patrimonio es la idea que atraviesa toda la estrategia. En este sentido, destaca la aplicación de las tecnologías “a la gestión del paisaje y su aprovechamiento como patrimonio del municipio”, con medidas como la elaboración de un plan de gestión del paisaje (las tecnologías pueden facilitar un seguimiento rápido y continuo), rutas de paisaje cultural, de gastronomía o la digitalización del catálogo de bienes.

Una nueva vida para el centro. Torrejón de Ardoz recibirá de 6,17 millones de fondos europeo para un proyecto cuya parte principal se destinará a la rehabilitación y mejora del centro de esta ciudad de 127.000 vecinos.Todas las calles de la zona serán remozadas, con arreglos de calzadas y de las aceras, la retirada de las barreras para el peatón, pero la colocación de otras para los coches (los famosos bolardos que les impiden aparcar sobre la acera). También reordenarán el sentido del tráfico en estas calles estrechas, en su mayoría, de un solo sentido y modernizarán el alcantarillado y el alumbrado. Por último, crearán una gran zona verde en la zona (lo gran grande que se pueda, termina un portavoz del Ayuntamiento).

Especialistas en servicios medioambientales. El plan de Parla (125.000 habitantes), que recibirá cinco millones de euros, trata de salir al paso de los problemas de paro y baja formación de los jóvenes en una ciudad dormitorio que “creció de los años sesenta a los años noventa, y del 2000 al 2010, a nivel urbano (burbuja inmobiliaria española), y sociodemográfico sin que estuviera acompañado de desarrollo del tejido productivo”. La solución que proponen ha tratado de mezclar “lo económico, lo urbano, lo social y lo medioambiental”. ¿Cómo? Fomentando un mercado empresarial de servicios ambientales (por ejemplo, de gestión de residuos, de depuración, de energías renovables, de consultoría…) que dé trabajo, sobre todo, a esos jóvenes sin estudios y a los mayores de 45 años, pues habrán recibido formación enfocada a esos sectores. “Estamos en el centro de España y nuestro suelo disponible está bien comunicado para distribuir desde Parla a las distintas zonas”, señala un portavoz municipal como valor de la ciudad para poder atraer esos servicios.

Reactivación del comercio local. Rivas Vaciamadrid es el municipio de España que más creció entre 2012 y 2015 (ganó 6.000 vecinos), mientras todo el país, azotado por la crisis, perdía población. Es decir, en una ciudad de 81.000 habitantes que sigue siendo atractiva por su oferta residencial y sus servicios. Sin embargo, ha conseguido convencer a las autoridades para 3,6 millones de euros que les servirán para seguir adelante con plan de Movilidad Urbana Sostenible, la ampliación de parques y otras zonas verdes o la creación de huertos urbanos. También prevén dedicar medio millón de euros a un “centro comercial abierto de reactivación del comercio de local y el emprendimiento”, lo que se traduce es servicios de asesoramiento a emprendedores y pequeños comerciantes, apoyo al comercio de proximidad con ferias de stockaje, campañas de navidad…

Rehabilitación y calidad del aire. Boadilla del Monte (48.000 habitantes) recibirá 2,49 millones para, entre otros, la rehabilitación energética de los edificios, la mejora de redes de calefacción y refrigeración, del patrimonio histórico y las redes de saneamiento y gestión de residuos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información