Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV intenta mantenerse al margen de la crisis del PSOE

Un día después de que la formación se dividiera sobre Sánchez, Puig llama a la unidad

El presidente valenciano y líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig. Ampliar foto
El presidente valenciano y líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig.

Los dirigentes socialistas valencianos han tratado este domingo de que la crisis que sacude al PSOE no incendie el PSPV. Las declaraciones de Ximo Puig, presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, han ido en esa dirección.

El resto de cargos orgánicos valencianos implicados en la batalla librada el sábado en la sede del partido en la calle Ferraz de Madrid, donde se dividieron en dos bandos, han guardado silencio. O, como el portavoz en el Parlamento autonómico, Manuel Mata, que ha hablado en la SER, han manifestado que el PSPV quedará al margen de la lucha interna.

"No tengo barreras de incomunicación con mis compañeros aquí", ha afirmado este domingo Puig, "para el PSPV, lo más importante es gobernar adecuadamente la Generalitat valenciana y los ayuntamientos, es nuestra responsabilidad".

El presidente valenciano ha insistido en el mensaje de que "la prioridad" del PSPV, que gobierna buena parte de las instituciones valencianas después del largo periodo de poder del Partido Popular, es el ámbito autonómico. Y también la suya: "Ni quiero ni estaré en ninguna dirección federal, ni ahora ni después del congreso, porque mi responsabilidad y ambición de país y de progreso está aquí", ha dicho, en referencia a la Comunidad Valenciana.

Los socialistas valencianos han incluido a un representante entre los 10 dirigentes que conforman la gestora que dirigirá el PSOE hasta la elección de una nueva dirección. Se trata del diputado autonómico y presidente de las Juventudes Socialistas del País Valenciano, José Muñoz.

Entre las consecuencias del enfrentamiento interno del PSOE figura el anuncio de dimisión del exministro socialista valenciano Jordi Sevilla, hasta ahora asesor económico del partido, y coautor de su programa electoral.

La batalla en torno al futuro del PSOE separó a cargos orgánicos del PSPV, situando en el bando contrario al de Puig, por ejemplo, al líder socialista en la provincia de Valencia, José Luis Ábalos.

Pero también a cargos institucionales. Es el caso de la consejera de Sanidad, Carmen Montón, que se sentó al lado de Sánchez en el comité federal del sábado. El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, partidario del dimitido secretario general del PSOE, como el expresidente de la Generalitat Joan Lerma, muy cercano históricamente a Puig.

Después del desgarro interno mostrado el sábado en Ferraz, y de la protesta contra Puig de un centenar de militantes esta pasada semana a las puertas de la sede del PSPV, este domingo se ha impuesto la prudencia y el mensaje de unidad del líder de los socialistas valencianos.

Más información