Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de un colegio concertado religioso equipara la ley de Género con el terrorismo

El islam o la ideología de género "son maquinaciones condenadas a la disolución y al fracaso", dice una carta enviada a los alumnos

Fachada del Colegio Juan Pablo II.

El director del colegio concertado Juan Pablo II, de Alcorcón (el primero de la cadena de Educatio Servanda, cuyos alumnos de primaria y secundaria aulas se segregan por sexo), ha escrito una carta de bienvenida del curso a los alumnos y a los padres de estos en la que hace un ataque directo a la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad, que él llama "Ley de Ideología de Género".

El director del centro -Carlos Martínez-, tras citar el atentado de Niza y el asesinato en Francia del sacerdote Jacques Hamel, dice: "Y mientras tanto, nuestros políticos más cercanos, aquellos que deberían defender la familia y nuestras raíces cristianas, ocupados en complicar las cosas con legislacionestan absurdas como la reciente Ley de Ideología de Género aprobada en la asamblea de Madrid. ¡Qué barbaridad prescindir de la verdad natural del hombre y del derecho inalienable de los padres a la educación de sus hijos! ¡Qué dogmatismo acusar de discriminación a quien piensa diferente! ¡Qué despropósito pretender imponer una ideología a fuerza de sanciones! La mentira siempre tiene miedo a la luz de la verdad y al contraste de ideas. El parecido con el fanatismo terrorista es inquietante".

La carta continúa alabando a los "valientes" Obispos que publicaron una carta calificando la ley de "ataque a la libertad religiosa y de conciencia". Continúa la carta incidiendo en la comparativa: "En el fondo, el islam o la ideología de género no son más que "programas humanos", como enseña Juan Pablo II, y son maquinaciones condenadas a la disolución y al fracaso, Eso es lo que deberíamos enseñar a nuestros hijos sin ningún complejo". El director del centro no ha querido hacer declaraciones.

La carta llegó a Arcópoli, la asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales y Heterosexuales de la Comunidad de Madrid, que ha denunciado el caso

La carta llegó a Arcópolis, la asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales y Heterosexuales de la Comunidad de Madrid, que ha denunciado el caso.

Distintos ayuntamientos de la comunidad han firmado acuerdos con la La Fundación Educatio Servanda que han sido objeto de críticas de partidos políticos y padres. "Nosotros pedimos que se haga una revisión del concierto con  la Fundación Educatio Servanda, a la que pertenece este centro, para que se elimine", dice Rubén López, el vocal de la asociación de delitos de odio. "Y vamos a exigir una reunión con la consejería para tratar este tema". 

La Consejería de Educación ha encargado al Servicio de Inspección Educativa un informe con el objetivo de comprobar si el contenido de la carta infringe la normativa sobre conciertos educativos y, en caso de que así fuese, proceder a la apertura de un expediente sancionador. Hasta el momento, la Consejería no ha recibido denuncia, reclamación o queja sobre el contenido de la carta ni sobre el funcionamiento del centro por parte de las familias de los alumnos. Además, señala que "no comparte el contenido de dicha carta puesto que manifestaciones de este tipo no contribuyen al buen entendimiento, respeto y tolerancia que son necesarios para el desarrollo de un buen proyecto educativo".