Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los colegios valencianos pararán las clases en caso de excesivo calor

Educación envía un protocolo a los colegios ante la previsión de altas temperaturas

La federación Gonzalo Anaya ha elegido el Colegio 103, formado por barracones, para analizar el arranque del curso escolar.

La Consejería de Educación valenciana ha enviado a los centros educativos un protocolo de actuación ante la previsión de altas temperaturas en el inicio de curso escolar en muchas poblaciones. Educación pide a los colegios que cambien las aulas por lugares más frescos del centro en el caso de que la temperatura sea excesiva. E incluso les insta a pedir la suspensión de las clases si se aprecian riesgos informando de la situación al responsable de protección civil del municipio, que es quien tiene la autoridad para decretarla.

La temperatura a partir de la cual se considera que existe peligro para la salud es de 30 grados a la sombra. Una humedad relativa por encima del 70% se considera también un factor de riesgo.

El protocolo remitido por la consejería a los colegios pide evitar la realización de actividades que supongan esfuerzo físico intenso, desde juegos a ejercicios de Educación Física, así como la exposición intensa al sol. Mantener aireadas las aulas, sobre todo las orientadas al sur y al este. Y dar abundante agua a los alumnos.

El sindicato CSIF pidió esta semana a Educación la distribución de un protocolo de este tipo. El sindicato STEPV, que en cursos anteriores denunció la falta de atención de la Generalitat al problema del calor, ha aplaudido la medida.

El consejero de Educación, Vicent Marzà, se ha referido este miércoles a la paralización cautelar de las becas universitarias a raíz de un recurso de la Universidad Católica de Valencia. Marzà ha mantenido que el paso dado por el centro privado "es un ataque a los estudiantes de la pública, y en eso nos encontrarán". Según el consejero, "si hubieran querido que en el reparto de las becas se incluyera a sus estudiantes, habrían presentado un recurso pidiéndolo y no solicitando que se paralizaran todas las becas".

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana aceptó la petición, si bien la Generalitat ha recurrido la decisión cautelar, así como la que obliga a los centros sanitarios públicos a seguir ofreciendo prácticas a los alumnos de la universidad propiedad del Arzobispado de Valencia.

Marzà también ha defendido la decisión de su departamento de revisar la financiación de las clases de religión, eliminando duplicaciones que según los datos ofrecidos por Educación encarecían el servicio en cuatro millones de euros al año. "Es una asignatura de oferta obligada", ha afirmado el consejero, y a partir de ahora se le van a destinar "las mismas horas que al resto de optativas" con las mismas características.

Eliminar barracones

La Confederación de Asociaciones de Madres y Padres (Ampas) Gonzalo Anaya ha apoyado este miércoles las líneas adoptadas por la Consejería de Educación, pero ha pedido ir más allá. "Hemos visto un cambio de actitud en el nuevo Gobierno, pero queremos más. Reclamamos que los dos planes de actuación de eliminación de barracones se lleven a cabo, así como la reparación de las infraestructuras que están pendientes", ha afirmado su presidente, Màrius Fullana.

La confederación autonómica de Ampas ha analizado el inicio de curso en el Colegio 103 de Valencia, un centro simbólico porque está formado íntegramente por barracones desde hace nueve cursos y carece incluso de nombre. Representantes de los padres del colegio han lamentado que aunque Educación ha aprobado el proyecto de construcción del colegio, el Ayuntamiento todavía no lo ha hecho.

La Gonzalo Anaya ha reclamado a Educación que profundice en la iniciativa Xarxa Llibres, para la gratuidad de los libros de texto, y que la iniciativa se extienda a otros ámbitos como el transporte y el comedor. La confederación ha pedido también la derogación de la Lomce.

La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ha considerado por su parte que el nuevo curso se inicia en medio del "caos" organizativo. Y ha acusado a la Generalitat de "coartar la libertad de los padres" por su política hacia los centros concertados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información