Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ONG denuncia que han internado en el CIE a un enfermo mental

‘Tanquem els CIE’ pide que lo trasladen a un psiquiátrico

El edificio del CIE de la Zona Franca de Barcelona, en una imagen reciente.
El edificio del CIE de la Zona Franca de Barcelona, en una imagen reciente.

La plataforma Tanquem els CIE, integrada por diversas asociaciones que promueven el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en España, denunciaron ayer el ingreso en el CIE barcelonés de la Zona Franca de un interno con problemas de salud mental. La plataforma aseguraba que el internamiento en el centro ha obligado al afectado a interrumpir su tratamiento psiquiátrico.

El interno es H.K., originario de Marruecos y de 42 años. Ayer llevaba 20 días en el CIE tras una orden del titular del Juzgado Penal número 3 de Vilanova i la Geltrú.

Según Tanquem els CIE, H.K. fue detenido dos días después de abandonar el centro psiquiátrico de Sant Boi de Llobregat (Barcelona).

La organización informaba ayer de que el interno, en situación irregular en España, debía regresar al centro de salud para continuar su tratamiento una semana después de su arresto. La plataforma pidió el pasado 9 de agosto al juzgado de control del CIE de Barcelona su puesta en libertad para que continuara su observación psiquiátrica. Pese a la petición, no han conseguido que el juzgado haya atendido, por el momento, su petición.

Tanquem els CIE aseguraba ayer que durante este periodo de reclusión el marroquí, que lleva en España desde 1998, ha sufrido varias crisis y episodios delirantes. Informan, además, que H.K. tiene ideas autolesivas y suicidas.

Según comunicó el propio interno a una de las integrantes de la plataforma, la Policía Nacional optó por inmovilizarlo con esposas cuando entró en una de sus crisis psíquicas. La plataforma entiende que una persona con problemas de salud mental no puede estar privada de libertad en el interior del CIE ya que no cuenta con la atención médica necesaria ni con un servicio de traducción.

Las organizaciones presentaron una queja al juzgado de control, al Síndic de Greuges y al Defensor del Pueblo, para pedir que sea puesto en libertad y atendido por los servicios médicos de un centro psiquiátrico.

Según Tanquem els CIE, el centro de la Zona Franca, que reabrió sus puertas el pasado 7 de julio, tras nueve meses de obras para mejorar sus condiciones, cuenta actualmente con unos setenta internos.